Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La libra alcanza máximos desde junio tras el discurso de May sobre el ‘Brexit’

La inflación de Reino Unido cierra 2016 en el 1,6%, su máximo en más de dos años

Brexit
Una pantalla muestra el gráfico de evolución del cambio de la libra este martes. AFP

La libra esterlina ha alcanzado uno de sus máximos desde el pasado junio después de que la primera ministra Theresa May haya prometido este martes que someterá a una votación parlamentaria el acuerdo final para la salida de Reino Unido de la UE y que el Gobierno conservador de Downing Street sí quiere mantener una posición de libre comercio tanto con la UE como con los países miembros, aunque de manera bilateral.

La libra ya subía más del 1% cuando May comenzó a pronunciar su discurso con los planes para el Brexit y que se había filtrado ampliamente. Después ha registrado una subida de un 2% para llegar a un pico de cambio de 1,2278 dólares.

También ha ganado en torno al 0,8% hasta 87.36 peniques por euro, reflejando las preocupaciones de la llegada del presidente electo Donald Trump.

El índice de Londres FTSE 100, que ha tendido a crecer mientras caía la libra, ha tenido una bajada temprana empujada por las exportaciones y las compañías mineras mientras May daba su discurso.

Desde que se conoció que Reino Unido había votado por abandonar la UE, la libra esterlina acumula un depreciación frente al dólar del 18%  mientras que la devaluación contra el euro alcanza el 13%.

La inflación alcanza su máximo en dos años

La tasa de inflación interanual del Reino Unido se situó el pasado mes de diciembre en el 1,6%, frente al 1,2% de noviembre, lo que supone la lectura más elevada del índice desde julio de 2014, según ha informado la Oficina Nacional de Estadística (ONS).

De este modo, la tasa de inflación del Reino Unido se ha triplicado desde junio, antes de la victoria del 'Brexit' en el referéndum sobre la permanencia británica en la UE, cuando los precios registraron un incremento interanual del 0,5%.

Para hacer frente al repunte de los precios, el gobernador el Banco de Inglaterra, el canadiense Mark Carney, aseguró este lunes que la política monetaria del organismo monetario que dirige puede tomar "cualquier dirección" para conseguir su nivel objetivo de inflación del 2%, aunque matizó que la institución, que pronostica que el índice cerrará 2017 en el 2,7%, será "tolerante" para no perjudicar al crecimiento.

Más información