Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PLENO DEL CONGRESO

Qué es el techo de gasto y qué subidas de impuestos se han aprobado

El Pleno del Congreso de los Diputados ha convalidado este jueves el decreto ley que incluye los cambios tributarios

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro , en el Congreso, observa pasar al portavoz de Ciudadanos.

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves el techo de gasto gracias al acuerdo del PP con el PSOE, Ciudadanos y el PNV. Supone el primer paso para la aprobación de los Presupuestos, la ley más importante del Gobierno, porque de ella depende el gasto de las administraciones durante todo el año, lo que despeja el camino de la legislatura. No es lo único que se votaba hoy. Los diputados también han dado luz verde en el real decreto ley los cambios tributarios pactados, principalmente en el Impuesto de Sociedades y en los especiales, así como la subida del 8% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Algunos de los últimos anuncios de este mes (como el gravamen a las bebidas azucaradas o los impuestos verdes) no estaban incluidos en el paquete de medidas que se votaba este jueves.

¿Qué es el techo de gasto?

Es uno de los instrumentos recogidos en la Ley de Estabilidad Presupuestaria (LOEPSF) para garantizar que las Administraciones Públicas no disparen sus compromisos no financieros en época de bonanzas y lo reduzcan en tiempos de estrecheces. De hecho, funciona como un freno para el gasto de las Administraciones Públicas y para protegerlas de los efectos cíclicos de la economía.

Además del techo de gasto para 2017, se da luz verde a los objetivos presupuestarios de déficit y deuda pública del trienio 2017-2019, algo clave para poder elaborar los Presupuestos Generales del Estado y las cuentas de las comunidades autónomas. También para poder habilitar la financiación que se concede a los gobiernos regionales mediante el Fondo de Liquidez Autonómico, esencial para que las autonomías puedan hacer frente a sus desembolsos. El límite de gasto se calcula, con carácter general, en el segundo trimestre del año y, en cualquier caso antes de 1 de agosto. Pero ante la falta de Gobierno, este año todo se ha retrasado.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), el organismo encargado de velar por la sostenibilidad de las cuentas públicas, define el techo de gasto de la siguiente manera: "El límite de gasto no financiero es un instrumento de gestión presupuestaria a través del cual, una vez estimados los ingresos del ejercicio, se calcula el gasto presupuestario que permite el cumplimiento del objetivo de estabilidad".

¿Cuáles son los nuevos objetivos pactados?

Para 2017 el Gobierno contempla un objetivo de ingresos totales del 38% del PIB este año y algo superior, del 38,2%, en 2017, toda vez que el gasto total supondrá el 42,5% del total este ejercicio, para disminuir al 41,3%, hasta 479.991 millones, el próximo año.

Con estas previsiones, los objetivos de estabilidad y deuda pública contemplan un déficit máximo del 3,1% del PIB en 2017, frente al 4,6% de este año, que se repartirá entre el 1,1% de la Administración central, el 0,6% de las comunidades autónomas y el 1,4% de la Seguridad Social.

Para 2018, el déficit público deberá bajar hasta el 2,2%, lo que equivale a unos 11.000 millones de euros de ajuste, y para 2019 la senda marcada es que el desajuste entre ingresos y gastos disminuya hasta el 1,3%. La deuda pública estimada será del 99% del PIB el año que viene, para posteriormente bajar hasta el 97,7% en 2018 y al 95,4% en 2019.

También se revisa al alza de la regla de gasto, establecida desde el año 2014 en el 1,3%, y que para 2017 pasará a ser del 2,1%, para aumentar en 2018 al 2,3% y en 2019 al 2,5%.

Subida del salario mínimo y de cotizaciones 

El salario mínimo interprofesional (SMI) fija la cuantía retributiva mínima bruta que por ley tiene que percibir un empleado en 14 pagas, sin distinción de sexo o edad de los trabajadores, sean fijos, eventuales o temporeros. Para 2017, Gobierno y PSOE han pactado una subida del 8%, hasta 707,6 euros mensuales, que supone el mayor incremento en 30 años. Este incremento se acompaña de otro de las bases máximas de cotización del 3%.

Impuesto de Sociedades

El Gobierno aprobará una supresión de exenciones y deducciones del impuesto de Sociedades por las que espera recaudar unos 4.655 millones de euros y que se concentrará sobre todo en las empresas que facturan más de 20 millones de euros. Quizás la iniciativa con más impacto sea que se limitan las compensaciones de pérdidas acumuladas durante la crisis. También se prohíben los aplazamientos de las deudas tributarias empresariales, si bien hay un acuerdo con las organizaciones empresariales para modificar esto y permitir el aplazamiento para autónomos y pymes hasta 30.000 euros. 

Tabaco y bebidas alcohólicas

El Congreso también vota la subida de impuestos especiales sobre el tabaco y las bebidas alcohólicas de alta graduación, un alza con la que el Gobierno espera obtener unos 150 millones de euros. Suben los impuestos para cigarrillos (2,5%) y para picadura de liar (6%) y los impuestos especiales sobre el alcohol y bebidas alcohólicas aumentarán un 5%.

Esta subida, convalidada hoy, ya está en vigor desde que se anunció en el BOE a principios de diciembre, aunque las marcas deciden cuándo lo aplica en función de su estrategia de precios. La mayoría todavía no ha aplicado el alza de precios. En el sector calculan que puede ser de entre 5 y 20 céntimos, pero dependerá de las marcas. Japan Tobacco ya ha movido ficha y subió la semana pasada sus cajetillas de varias marcas 20 céntimos.

Alivio para la Sareb y más tiempo para vender BMN y Bankia

El Parlamento también aprueba un decreto ley en el que se concede dos años más para que el Gobierno se pueda deshacer de sus participaciones en Bankia y BMN, donde posee el 65% de cada una. En concreto, hasta finales de 2019 para Bankia y hasta marzo de 2020 para BMN. Por otra parte, se cambia la legislación para dar un respiro al banco malo y que no tenga que reconocer en sus resultados los ajustes de valoración de carteras que le impone el Banco de España. Por último, se da permiso para que el Gobierno brinde una facilidad de préstamo por valor de 5.291 millones para cubrir necesidades del Fondo Único de Resolución, el instrumento con el que se liquidarán los bancos en Europa y que tienen que ir rellenando con aportaciones las entidades financieras.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >