DIÁLOGO SOCIAL

Los agentes sociales piden más ambición a Rajoy para bajar del 10% de paro

Rajoy y Báñez han ofrecido un acuerdo plurianual sobre el SMI para una o dos legislaturas

Poca concreción y pocos puntos de acuerdo se han observado en la reunión que ha mantenido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con los líderes sindicales y empresariales. Ha sido una primera toma de contacto para retomar el diálogo social, escaso y poco fructífero en la legislatura anterior. No obstante, al acabar los representantes de los agentes sociales sí que han coincidido en reclamar al Ejecutivo que sea más “ambicioso”, en palabras de Ignacio Fernández Toxo (CC OO), para reducir la tasa de desempleo por debajo del 10%, algo “necesario”, para Juan Rosell (CEOE). En el encuentro, Rajoy ha tratado de que los sindicatos, sobre todo, y los empresarios se comprometan con un plan de subida del salario mínimo en dos legislaturas. Algo que tanto UGT como CC OO no aceptan, ya que quieren una subida rápida a 800 euros y llegar a 1.000 euros en 2020.

Reunión de Mariano Rajoy y Fátima Bañez con sindicatos y la patronal
Reunión de Mariano Rajoy y Fátima Bañez con sindicatos y la patronalJulián Rojas

El Gobierno ha enunciado en reiteradas ocasiones que su objetivo principal para esta legislatura es llegar a los 20 millones de empleos. Pero este objetivo, si no cae mucho la población activa, es insuficiente para que la tasa de desempleo baje del 10%, el único punto concreto en que los sindicatos mayoritarios (UGT y CC OO) y las organizaciones patronales (CEOE y Cepyme) han coincido, más allá de enunciados genéricos, al acabar su reunión con Mariano Rajoy, la primera de esta legislatura.

“Todos hemos puesto sobre la mesa nuestra voluntad de diálogo constructivo”, ha proclamado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, al acabar la cita. No obstante, en ella Rajoy ha reiterado que hay líneas rojas, como ya enunció en el debate de investidura. “El presidente del Gobierno les ha dicho a los interlocutores sociales que España tiene que cumplir sus compromisos con la UE y, por tanto, tenemos que cumplir la senda de déficit [3,1% del PIB como objetivo de déficit]. En segundo lugar, lo que también les ha dicho, es que en las reformas puestas en marcha de la anterior legislatura no debería haber mucho cambio”. En otras palabras: no ve mucho margen presupuestario para grandes planes de empleo y ni está dispuesto a aceptar grandes cambios en la reforma laboral, tal vez, ajustes.

Más información
El Gobierno admite que está obligado a subir el salario mínimo
Los trabajadores que cobran menos de 300 euros crecen en medio millón desde 2008
Las barcelonesas cobran un 25% menos que los barceloneses
Suiza rechaza el plan de renta básica garantizada para todos

Los discursos de los sindicatos al acabar el encuentro mostraban decepción con el encuentro. “Salgo como he entrado”, concluyó Pepe Álvarez, secretario general de UGT, “no creo que esta reunión haya serivdo para saber si hay voluntad y posibilidades de continuar este proceso con acuerdos importantes”. De forma parecida se expresaba el líder de CC OO: “Salgo con algunas incógnitas por la falta de respuestas a preguntas directas, que espero se puedan despejar en las próximas fechas”.

Un listado de temas

Con este emplazamiento, Fernández Toxo se refería a los seis temas que dice el comunicado conjunto emitido al final de la reunión: recuperación económica y empleo, más protección frente al paro, mejora de la garantía juvenil, revisión del salario mínimo, calidad en el empleo (reforma laboral y negociación colectiva) y pensiones.

La falta de una mayoría absoluta en el Congreso estuvo presente en la reunión, al menos de forma indirecta. “En este marco parlamentario hay que llevar las cosas con acuerdo”, advirtió Rosell (CEOE), que explicó que Rajoy les había dicho que si sindicatos y empresarios se ponían de acuerdo en alguno de los temas enunciados por su parte, el Gobierno estaba dispuesto a llevarlo adelante.

También los sindicatos son conscientes de la falta de mayorías suficientes en el parlamento. "La coyuntura política obliga a la negociación", asume Álvarez, que después advierte que no por eso renuncian a la calle y la protesta: "Tenemos que ir acostumbrándonos a que el binomio movilización negociación va a funcionar de manera importante". "La voluntad del Gobierno hay que engrasarla con la movilización", ahonda Fernández Toxo.

No obstante, no parece que esta vaya a ser el camino sencillo en puntos como los cambios en la reforma laboral, la distancia entre ambas partes es grande, o el empleo de calidad, una expresión que incluye aspectos como la contratación o los salarios. De hecho en este último punto, el máximo responsable de Cepyme, Antonio Garamendi, pareció anticipar de forma velada que CEOE y la organización que dirigen ofrecerán un incremento salarial del 1,5% para 2017. Hace una semana CC OO y UGT hicieron pública su exigencia: entre el 1,8% y el 3%.

¿Un plan para subir el SMI en ocho años?

El martes el PP sufrió un revolcón parlamentario. El Congreso aprobó una proposición de ley de Unidos Podemos para subir el salario mínimo a 800 euros. Con una demanda similar de los sindicatos en la mesa, Rajoy trató ayer de reconducir la situación. Les ofreció un plan a ocho años para subir el SMI sin concretar cifras. Los sindicatos lo rechazaron: “Vete a saber quien está aquí en dos legislaturas”. El siguiente paso llegará en próximas semanas, cuando el Gobierno, tras conocer la propuesta de CEOE, hará pública su decisión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS