Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sacyr se adjudica la concesión de dos autopistas en Paraguay por 1.350 millones

El consorcio liderado por la constructora española construirá y explotará 170 kilómetros de autovía

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique.
El presidente de Sacyr, Manuel Manrique. EFE

Sacyr, a través de su división de Concesiones, se ha adjudicado en Paraguay la construcción y operación de las autopistas entre las ciudades de Asunción y Coronel Oviedo (Ruta 2) ) y entre Coronel Oviedo y Caaguazú (ruta 7) con una inversión en su construcción prevista de 520 millones de dólares (unos 478 millones de euros) y una cartera de ingresos de 1.470 millones de dólares (1.350 millones de euros) en 30 años de concesión.

Este es el primer proyecto vial bajo régimen de la nueva ley de Alianza Público-Privada (APP), fórmula bajo la que el Gobierno de Paraguay pretende estimular la inversión en infraestructuras con la participación de capital privado.

El contrato comprende 170 kilómetros de autovías que serán duplicadas, mejoradas, operadas y mantenidas por el concesionario, incluyendo la construcción de cinco variantes, entre las ciudades de Asunción y Caaguazú. El mantenimiento del corredor mejorará sustancialmente los estándares de calidad y redundará en una mayor seguridad y confort para los conductores, según Sacyr.

El consorcio adjudicatario está liderado por Sacyr Concesiones, junto a Mota Engil y Ocho A, El concurso convocado por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones contó con el interés de empresas nacionales e internacionales, de las que 13 se precalificaron en la fase final para realizar este proyecto.

Su desarrollo es vital para el crecimiento del país, ya que este es el corredor más importante del país al concentrar el 70% de la actividad económica del país. El Ministerio, como licitador del proyecto, tendrá acceso a las cuentas del consorcio y supervisará el cumplimiento del contrato.

La compañía que preside Manuel Manrique extiende así a un nuevo mercado el negocio que ya tenía en ocho países con su filial Sacyr Concesiones, uno de los pilares de la actual estrategia de crecimiento del grupo. Además, refuerza su posición en Latinoamérica.