Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El apagón informático costó 100 millones de dólares a Delta Air Lines

La aerolínea estadounidense tuvo que cancelar cerca de 2.000 vuelos durante tres días

Terminal de Delta Air Lines en el aeropuerto de Washington
Terminal de Delta Air Lines en el aeropuerto de Washington AP

El apagón global del sistema de reservas que sufrió Delta Air Lines en agosto costó a la compañía 100 millones de dólares (90 millones de euros). El incidente provocó que su beneficio neto se redujera así a 1.260 millones en el tercer trimestre. La aerolínea sufrió además una caída del 6% en los ingresos, hasta los 10.480 millones, tras de registrar un descenso del 4% en la facturación por asiento, que se dobla en el corredor Atlántico.

Delta tardó cinco horas en recuperar el sistema informático central en Atlanta. Pero eso no impidió que los vuelos que se tuvieron que cancelar se fueran amontonando conforme avanzaba la jornada del pasado 8 de agosto. El corte provocó que quedaran en tierra cerca de 1.000 vuelos en 24 horas y otro millar en los días sucesivos. La compañía tuvo que restituir el precio del billete a los clientes afectados.

El beneficio operativo de la aerolínea estadounidense se redujo casi un 6% en el trimestre que se cerró en septiembre. En parte se debió al coste derivado de la suspensión masiva de vuelos por el apagón informático. También jugó en su contra el tipo de cambio con el yen japonés. Además, la compañía está en proceso de moderar el incremento de la capacidad para ajustarse a la demanda.

Delta espera una caída de hasta el 5% en la cifra de negocio para final de año. Las grandes aerolíneas convencionales llevan varios trimestres registrando un descenso en la facturación por asiento pese a que el precio del combustible este más barato que hace dos años. Las perspectivas para 2017 son cautas, por la persistencia de la debilidad económica y la volatilidad del combustible.