Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica sacará a Bolsa hasta un 50% de su filial de antenas y cable Telxius

La operadora prepara la venta parcial de O2 y mantendrá el dividendo pese a la reducción de deuda

Telefónica sacará a Bolsa hasta un 50% de su filial de antenas y cable Telxius

Telefónica sacará a Bolsa entre un 25% y un 50% de Telxius, su filial de infraestructuras, en una colocación entre inversores institucionales que se realizará en el segundo semestre de 2016, según comunicó este lunes el grupo de telecomunicaciones a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La operación, con la que el grupo puede recaudar hasta 2.500 millones de euros según varios analistas, servirá para reducir el elevado endeudamiento, de 52.600 millones de euros a finales del primer semestre. En la comunicación a la CNMV, Telefónica indica que sacará a Bolsa el mínimo del 25% que marca la ley pero que mantendrá el control mayoritario de la compañía.

En este sentido, el presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, señaló que el grupo español mantendrá al menos el 50% del capital al término de la operación, en una reunión informal con periodistas en Santander, donde participa en el XXX Encuentro de Telecomunicaciones organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la patronal Ametic.

Pallete indicó que Telxius es una filial estratégica puesto que contiene elementos de red que diferencian el servicio de Telefónica, por lo que el grupo no se plantea externalizarla o perder el control de su gestión. El grupo de telecomunicaciones tenía previsto el debut en el mercado de Telxius a finales de julio, pero los postpuso debido a la incertidumbre generada en los mercados por el Brexit. La acción podría estar cotizando ya a finales de este mes o principios de octubre, según las previsiones de la compañía, en las bolsas de valores de Barcelona, Bilbao, Madrid y Valencia, dentro del mercado continuo español.

Telefónica ha señalado que Telxius disfruta de varias ventajas competitivas como la de ser propietaria de una red de infraestructuras de telecomunicaciones internacionales de “primera fila en Europa y en el continente americano y operar en mercados que presentan una fuerte demanda de datos".

Pallete remonta O2 y el Brexit

José María Álvarez-Pallete fue nombrado presidente de Telefónica el 8 de abril pasado, en sustitución de César Alierta. Le pilló por medio el bloqueo de la Comisión de la venta de O2 e inmediatamente después el Brexit. La consecuencia fue un desplome de la cotización, que cayó cerca de un 20%. La acción subió este lunes el 1,72% y cerró la sesión a 9,34 euros por título, tras el anuncio de las operaciones corporativas por encima de los 9,31 que marcaba el 8 abril. A esa cantidad habría que sumar el último pago del dividendo. 

Para la compañía, su facturación presenta una alta visibilidad y está respaldada por relaciones contractuales de larga duración con empresas solventes como la propia Telefónica, y se trata de una plataforma que presenta una fuerte generación de flujos de caja y un gran apalancamiento operativo. Durante el ejercicio de 2015, los ingresos consolidados de Telxius ascendieron a 691 millones de euros mientras que su resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA , por sus siglas en inglés) ascendió a 323 millones.

La filial posee más de 65.000 kilómetros de cable submarino de fibra óptica, de los que alrededor de 31.000 kilómetros son en propiedad. Gestiona el Pacific Caribbean Cable System (PCCS), Unisur, y el SAM-1. Además, Telxius va a integrar Brusa, un nuevo cable submarino de casi 11.000 kilómetros de longitud que conectará Río de Janeiro y Fortaleza en Brasil con San Juan de Puerto Rico y Virginia Beach (EE UU), y Marea, el nuevo cable submarino de 6.600 kilómetros que unirá Estados Unidos con Europa a través de España. También posee en torno a 16.000 torres de telecomunicaciones para móviles en España, Alemania, Brasil, Chile y Perú.

Venta parcial de O2

Asimismo, Telefónica estudia una desinversión parcial de su filial británica O2, bien a través de una venta directa a algún grupo de inversión o mediante una colocación en Bolsa, una vez que la Comisión Europea ha bloqueado la venta a Hutchison de O2. El grupo español tiene todo preparado para poner en marcha la operación si es necesario antes de que acabe este ejercicio.

El presidente de Telefónica aseguró que la compañía mantendrá su actual dividendo de 0,75 euros por acción para el próximo ejercicio, sin que ello afecte al objetivo de reducción de deuda marcado en 2,35 veces el beneficio bruto operativo..

Frente a las dudas que plantea el mercado sobre la viabilidad futura de ese dividendo tan elevado, cuyo coste se eleva a 3.800 millones de euros, Pallete indicó que la compañía genera actualmente suficientes recursos (free cash flow positivo) para cumplir con ese compromiso y reducir su apalancamiento. Además, en caso de necesidad, puede recurrir a la venta parcial de O2, ampliar un año más el pago en acciones de parte del dividendo (scrip dividend), que supuso este año 1.400 millones de euros, o plantear la salida a Bolsa de alguna sociedad del grupo. Telefónica mantendrá las participaciones que posee en Indra, BBVA y PRISA (editor de EL PAÍS).

Más información