Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos preparan movilizaciones contra el TTIP

UGT lanza una campaña para explicar los efectos perniciosos del acuerdo comercial y movilizar a los trabajadores

José María Álvarez junto a Ignacio Fernández Toxo.
José María Álvarez junto a Ignacio Fernández Toxo.

Los sindicatos preparan movilizaciones contra los tratados comerciales de la Unión Europea con Estados Unidos (TTIP) y con Canadá (Ceta). UGT y CCOO están ultimando la convocatoria de una manifestación que probablemente se celebrará el 20 de septiembre contra estos tratados comerciales. Esta protesta se enmarcará en una batería de movilizaciones que los sindicatos de varios países europeos preparan para las mismas fechas, y que a mediados de octubre se ampliarán, además, a otras organizaciones de ciudadanos.

El sindicato UGT lanza, además, este lunes una fuerte campaña publicitaria contra el TTIP, con el objetivo de movilizar a los trabajadores de cara a la tercera semana de septiembre. Pretenden conseguir que el TTIP suscite tanto interés entre los trabajadores como en países como Alemania, donde el rechazo al tratado ha provocado manifestaciones masivas. La campaña "7 (de las muchas) razones para decir #NoalTTIP" tiene, además, por objeto explicar el contenido del acuerdo.

Explicar los perjuicios

Pese a las dudas expresadas esta semana por Francia (Matthias Fekl, secretario de Estado francés de Comercio, aseguró que van a solicitar la paralización de las conversaciones), el Gobierno español sigue ofreciendo su apoyo al TTIP, porque considera que los estudios ponen de manifiesto que el impacto será positivo para la economía española. "Nosotros queremos concienciar a la gente y que conozca los detalles de ambos tratados. En septiembre y octubre se van a producir pasos importantes en la negociación del TTIP y den la ratificación del CETA", señala José maría Álvarez, secretario general de UGT.

Aunque la campaña está focalizada en el TTIP, no olvida que el acuerdo comercial entre la UE y Canadá, podría ser aprobado este otoño. "El Ceta va a pasar a una fase de ratificación por parte de los parlamentos nacionales, y no queremos que en España se ratifique, porque es la puerta de atrás del TTIP", señala. El sindicato quiere implicar también a los eurodiputados y los parlamentos regionales en contra del tratado.