Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Corte Inglés eleva sus ventas y gana 158 millones de euros, un 34% más

La facturación del grupo de grandes almacenes crece un 4,3%, el mayor ritmo desde 2007

El grupo El Corte Inglés, que celebra este domingo su junta anual de accionistas, registró el año pasado un beneficio neto de 158 millones de euros, un 34% más. La reducción de costes y gastos financieros, así como la mejora de la facturación, permitió al grupo darle la vuelta a los resultados de un año antes, cuando sus ganancias bajaban con fuerza. Las ventas crecieron un 4,3%, el mayor ritmo desde 2007. Suben especialmente en los grandes almacenes, las tiendas de ropa Sfera y la cadena de bricolaje. Hipercor, sin embargo, sigue atascada en la crisis.

Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés, antes de la Junta de Accionistas.
Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés, antes de la Junta de Accionistas.

Si El Corte Inglés puede usarse como un termómetro para medir la salud económica en España, los resultados del ejercicio de 2015 indican que la crisis de consumo ha quedado atrás. El grupo facturó 15.219 millones de euros, la mayor cifra desde 2011. Los niveles de venta están todavía lejos de los máximos registrados por la empresa en 2007, cuando sus ventas rozaban los 18.000 millones y las ganancias los 700 millones. Pero vive, sin duda, una remontada.

El beneficio antes de impuestos fue de 77 millones de euros, frente a los 14,8 millones del año anterior. De los 158 millones de euros de beneficio neto obtenidos en 2015, cerca de 81 millones se deben a pagos a su favor por el impuesto de sociedades. Al margen de los ajustes por impuestos, también la bajada de los costes le ha ayudado a mejorar la rentabilidad. En especial, la reducción de los gastos financieros.

El Corte Inglés eleva sus ventas y gana 158 millones de euros, un 34% más

La compañía reestructuró en 2013 sus deudas bancarias y en 2015 dio entrada a un nuevo accionista, que adquirió el 10% por 1.000 millones de euros. Además, realizó dos emisiones de bonos y una de pagarés. En total, la deuda financiera neta es de 3.692 millones, un 25% menos. Dentro de este total, la deuda bancaria asciende a 1.830 millones, un 40% menos en un año. Como consecuencia, sus gastos financieros caen de 341 millones de euros al año a 268,8 millones.

Los grandes almacenes venden un 7,8% más

Dentro del grupo presidido por Dimas Gimeno, los grandes almacenes siguen siendo la joya de la corona: facturan 9.449 millones de euros, un 7,8% más. Su beneficio bajó un 8,7%, hasta los 170 millones de euros. Por su parte, Supercor, la cadena de supermercados que el grupo ha potenciado con fuerza los últimos tres años, aporta ya a la cifra de negocio 601 millones. Obtuvo 260.000 euros de beneficios.

Y Sfera, las tiendas de ropa joven (un negocio al que le costó arrancar pero que ahora está inmerso incluso en una expansión internacional) registró ventas por valor de 230,8 millones y ganancias de 24,2 millones. En el caso de Bricor, la apuesta de bricolaje y hogar —que sufrió años atrás la fuerte crisis del mercado de la vivienda— remonta y mejora las ventas casi un 20%. Todavía no es rentable: arroja 8,6 millones de pérdidas, pero es un 14% menos que en 2014. También crecieron el año pasado las filiales de viajes y de ópticas.

En la evolución de los negocios del grupo hay dos manchas: Hipercor y la división informática. El primero, dedicado a los hipermercados, no termina de encontrar su lugar en el mercado. La compañía ha reformado o reducido tiendas y en muchas ha incorporado otras filiales, como la de bricolaje. Pero en 2015 sus ventas volvieron a caer un 10,7%, hasta los 1.402 millones. Y su beneficio fue solo de unos 20.000 euros, frente a los 5,3 millones cosechados el año anterior. En cuando a la división informática, la empresa justifica la bajada tanto de ventas (del 3,1%) como de beneficio (del 41%) por la menor contratación por parte de las administraciones públicas.

El negocio de la Financiera El Corte Inglés, donde se concentra el crédito al consumo que da la compañía a los clientes y las tarjetas de crédito propias, registró un beneficio neto de 53,3 millones de euros, un 4,5% más que en 2014, según consta en la memoria de las cuentas del último ejercicio. De esta empresa, El Corte Inglés tiene ahora el 49% de las acciones. El otro 51% está en manos del Santander, con quien se reparte los beneficios.

La plantilla, de casi 92.000 empleados

En cuanto al empleo, en total El Corte Inglés cuenta con cerca de 91.931 empleados, el 0,5% más. De la plantilla, el 63% son mujeres. La mayoría se concentran en las áreas de ventas: hay 45.476 mujeres, frente a 18.887 hombres. En los puestos de responsabilidad aumenta este año la presencia de empleadas (la empresa está llevando a cabo un programa para incentivarlo), pero la brecha de género sigue siendo importante: hay 8.598 hombres que ejercen como coordinadores (285 menos), frente a 4.129 mujeres (35 más). Y entre los directores y gerentes, hay 163 hombres (12 menos) y 13 mujeres (5 más).

El Corte Inglés eleva sus ventas y gana 158 millones de euros, un 34% más

Al margen de la plantilla directamente contratada por El Corte Inglés, en muchos de sus centros tienen empleados de otras marcas, que ocupan espacios propios en los grandes almacenes. Los trabajadores (de los llamados corners, que usan marcas de ropa o cosmética, por ejemplo) suponen otros 20.000 empleos directos vinculados a la empresa.

Las cifras de empleo se refieren al ejercicio de 2015. En marzo de este año la compañía aprobó un plan de bajas voluntarias e incentivadas para mayores de 58 años. Así, a lo largo de 2016 y 2017 cerca de 1.300 empleados dejarán la empresa, que ha invertido unos 150 millones para ello.

Los accionistas de la compañía aprobaron ayer las cuentas y el informe de gestión, así como el cambio de auditor (que será la firma Ernst & Young, en sustitución de Deloitte). Según informó, todos los puntos se aprobaron por unanimidad o con el 90% de los votos. Dimas Gimeno se dirigió a los accionistas, en una junta menos ajetreada que el año anterior, cuando los representantes de Ceslar fueron expulsados del consejo tras un conflicto por la venta del 10% del grupo a un nuevo inversor. “Nuestro objetivo debe ser mantener y acelerar la senda de recuperación que hemos emprendido y crecer en ventas, en cuota de mercado, en beneficios y en rentabilidad”, señaló el presidente del grupo.

La compañía ha avanzado que en la primera parte de este ejercicio la evolución del negocio también está siendo positiva. Gimeno asegura que siguen reduciendo los costes financieros, lo que le hace prever "unos resultados esperanzadores" para el año. "Entendemos que vivimos en tiempos de transformaciones sociales tan rápidas y profundas, que triunfar en el comercio exige reinventarnos cada día", dijo.

Más información