México vuelve a recortar su previsión de crecimiento

El Gobierno modifica a la baja la expansión del PIB a un rango de entre 2 y 2,6%

Luis Videgaray, secretario de Hacienda de México.
Luis Videgaray, secretario de Hacienda de México. Notimex

La economía mexicana ha encontrado un nuevo obstáculo. El Gobierno ha vuelto a ajustar a la baja el crecimiento para 2016 a un rango de entre 2 y 2,6%. La nueva modificación a la previsión es provocada por la debilidad de la producción industrial de Estados Unidos y por factores externos como la volatilidad de los mercados financieros y el voto del Brexit, que obligó a algunos países a moderar expectativas de expansión del Producto interno bruto (PIB) para 2016.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) anunció este lunes que el PIB mexicano creció un 2,5% en el segundo trimestre comparado al mismo periodo del año anterior. El buen dato, sin embargo, escondía un matiz menos positivo. El PIB del trimestre abril-junio disminuyó un 0,2% comparado con el inmediato anterior, afectado por la caída de la industria de la manufactura en Estados Unidos y las exportaciones mexicanas a ese país, que tienen una estimación negativa para todo el año. Esta sería la primera desaceleración de la economía en tres años.

A pesar de esto, la economía mexicana presentó un crecimiento de 2% en el primer semestre del año. “La economía ha venido creciendo de manera balanceada”, dijo Fernando Aportela, de la secretaría de Hacienda. El subsecretario aseguró que los “pilares y factores” del mercado interno se encuentran en buen estado aunque existen “factores externos complicados”.

Entre ellos se encuentra la anemia de la economía estadounidense, que creció tan solo un 1,2% el segundo trimestre y que ha arrastrado las expectativas de la economía mexicana, que depende mucho de su vecino del norte. A este panorama se suma el bajo precio del crudo mexicano. Si bien el barril promedió los 36,7 dólares el trimestre pasado, una mejora comparada con los precios con los que arrancó el año, el monto es 15,6% menor a los que tenía el mismo periodo de 2015.

El recorte de cuatro décimas de las previsiones entierra definitivamente para este año el viejo anhelo de la economía mexicana por alcanzar el 3% de crecimiento. Cuando se ajustó el dato anterior, el mes de mayo, la secretaría de Hacienda aún guardaba la esperanza de llegar a la cifra en su horquilla más alta. Si se cumplen los pronósticos a la baja proyectados hoy, el PIB mexicano caería media décima porcentual frente al dato logrado en 2015, cuando el país creció 2,5%.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró en julio sus expectativas para México. El organismo elevó una décima, hasta el 2,5%, su previsión. Para 2016, el crecimiento sería de 2,6%. Aportela recordó que México avanza en medio de un entorno poco alentador donde las principales potencias económicas de la región, Brasil y Argentina, reportaron una recesión del 3,8 % y 2,5 % respectivos de sus economías en el segundo trimestre de 2016.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS