Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La morosidad de la banca cae en junio al 9,44%, el mínimo desde mayo de 2012

La mejora se debe a que los bancos han vendido parte de sus activos dudosos, según los analistas

Reloj en la fachada de la sede del Banco de España.
Reloj en la fachada de la sede del Banco de España. EFE

La morosidad de los créditos de empresas y particulares cayó en junio al 9,44%, el menor nivel desde mayo de 2012, según los datos publicados este jueves por el Banco de España. La mora se redujo en comparación con el mes anterior, cuando se situó en el 9,84%, y ya acumula 10 meses sin registrar aumentos. Desde marzo de este año está por debajo del 10%. La mejora se debe, principalmente, a que los bancos han vendido parte de sus activos dudosos, según analistas de la banca.

El monto de los créditos en mora cayó en junio 3.869 millones de euros hasta los 122.508 millones, el menor nivel en cinco años. La bajada se produjo a pesar de que la suma de los préstamos otorgados por bancos, cajas y cooperativas se elevó un 1,2% hasta los 1,3 billones de euros. En términos anuales, el crédito disminuyó en un 4,4% y el monto de los préstamos dudosos lo hizo en un 18%.

Por la caída de la morosidad, las entidades financieras han recortado las provisiones con respecto a mayo en 2.796 millones, hasta los 71.875 millones. Un año antes, eran de en 89.529 millones.

"La banca va por buen camino", ha afirmado José Luis Martínez Campuzano, portavoz de la Asociación Española de Banca. El economista considera que un nivel de morosidad del 9,44% es elevado, pero ha destacado que se mantiene la tendencia a la baja y que fue elevada la velocidad con la que se redujo el monto de préstamos dudosos en el último año. Martínez Campuzano considera que la caída de la mora se debe a las facilidades crediticias que los bancos han dado a empresas con problemas financieros y a las familias con hipotecas, y a la venta de préstamos dudosos, principalmente créditos destinados a la financiación de promociones inmobiliarias (incluido suelo).

"La principal causa de la reducción de la morosidad es la venta de las carteras de activos dudosos", ha subrayado Fernando Rojas, analista de banca de Analistas Financieros Internacionales (AFI). Rojas sostiene que otro de los factores que ha contribuido a la mejora de la situación crediticia de los bancos es el crecimiento económico, que ha incrementado la solvencia de las familias y se ha traducido en un aumento de la amortización de las hipotecas en mora. 

AFI calcula que la morosidad bajará hasta el 8,7% a fines de 2016 y hasta el 7,1% en 2017. Rojas cree que la caída en la tasa de préstamos dudosos aumenta los incentivos para que los bancos relajen las exigencias en la capacidad de pago de los clientes y otorguen préstamos a las empresas y las familias que actualmente no tienen acceso al crédito.

La calidad de los créditos ha experimentado una mejora sostenida desde diciembre de 2013, cuando el porcentaje de préstamos dudosos llegó al máximo histórico de 13,62%. Desde entonces se ha reducido en 4,16 puntos porcentuales, pero aún está lejos de los mínimos que había alcanzado antes de la crisis. En diciembre de 2006, la mora tocó los 0,72%, el menor valor de la serie histórica. En septiembre de 2008, cuando se produjo la quiebra del banco estadounidense Lehman Brothers, era de 2,63%.

Más información