Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unas 29.000 familias perdieron su residencia principal el año pasado

El número de viviendas habituales entregadas a los bancos cayó un 2,4% con respecto a 2014

Personas afectadas por procedimientos de desahucio (archivo).
Personas afectadas por procedimientos de desahucio (archivo). EFE

Unas 29.327 familias perdieron su residencia principal en 2015 por la ejecución de una hipoteca, un 2,4% menos que el año anterior, según los datos publicados este miércoles por el Banco de España. Más de la mitad, 15.500 viviendas, fueron entregadas a los bancos de forma voluntaria. Las 13.827 restantes fueron desalojadas por orden judicial, aunque solo 902 estaban ocupadas al momento del desahucio.

El número de viviendas habituales desalojadas aumentó en 2015 un 29,8% en comparación con el año anterior. Al momento del desahucio, solo 902 estaban ocupadas mientras que las 12.925 restantes ya estaban vacías. Las entregas voluntarias cayeron un 20,1% el año pasado. Entre las 15.500 familias que cedieron sus viviendas a los bancos, 13.193 lo hicieron como dación en pago para saldar sus deudas.

Si se suman otros tipos de viviendas, como segundas residencias, el número total de hipotecas ejecutadas asciende a 36.929, un 3,8% menos que el año anterior. El 51,4%, 18.990 viviendas, corresponde a entregas consensuadas. Entre las 17.939 que fueron desalojadas por orden judicial, 16.827 ya estaban vacías. Las fuerzas del orden intervinieron solo en 14 desahucios, un 20% menos que el año pasado.

El banco emisor ha precisado que el 82% de las ejecuciones que ordenó el juez en 2015 corresponden a deudas originadas antes de 2008El número total de hipotecas alcanzó el año pasado las 6.385.023 en España, un 1,1% menos que el año anterior.

Más información