Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
INFORME DE CASAKTUA

Los españoles están dispuestos a gastar un 10% más en la compra de una casa

A pesar del aumento, el 54% reconoce no tener presupuesto para una vivienda de más de 150.000 euros

Grúas en las obras de construcción de bloques de vivienda nueva en Madrid.
Grúas en las obras de construcción de bloques de vivienda nueva en Madrid.

El precio ha dejado de ser el primer impedimento a la hora de encontrar nueva vivienda para el 35% de los españoles y el presupuesto que destinan a la compra o alquiler de una casa se ha incrementado una media del 12% en los últimos doce meses. Es una de las conclusiones del segundo estudio La demanda de vivienda en España. Tendencias 2016, elaborado por Casaktua a partir de más de 1.100 entrevistas.

Además, los españoles están dispuestos a gastarse en la compra 209.705 euros, un 10% más que en 2015, cuando esta cifra estaba en 190.260 euros. En el caso del alquiler, el presupuesto disponible pasa de 455 euros a 522 euros, lo que supone un incremento anual del 15%. Entre los motivos está el hecho de que cada vez son menos los que creen que los precios continuarán bajando: en el último año ha descendido del 30% al 18%.

No obstante, el mercado inmobiliario sigue expulsando a muchos otros que, a pesar de las rebajas en los precios, no pueden acceder a una vivienda. El 54% de los españoles reconoce no tener presupuesto para adquirir una vivienda de más de 150.000 euros, un porcentaje que el año pasado era del 61%. En la opción del alquiler, la cantidad tope para el 45% de los encuestados es inferior a 400 euros.

El informe delata que el acceso a la financiación no es uno de los principales obstáculos para cambiar de vivienda. Es más, este freno solo es avalado por el 15% de los encuestados. Y, en cambio, sí lo es (para el 26%) el hecho de no encontrar un inmueble que se ajuste a lo que realmente se busca.

Este año se compran y se alquilan más viviendas. El 30% de los encuestados admite que se mudaría en régimen de propiedad, una cifra ligeramente superior a la de 2015 (28%). El alquiler también sube (tres puntos más que el año anterior) al ser la opción del 17%.

A pesar del incremento del parque de alquiler, la mayoría se decantan por el arrendamiento por motivos económicos: el 36% lo hace porque es su primera opción, porcentaje muy superior al 27% del año pasado, aunque seis de cada 10 personas hubieran preferido comprar.

Familias y jóvenes
En general, la mayoría de los que buscan un inmueble en propiedad son familias (40%), en las que conviven parejas separadas con hijos anteriores, y con intención de tener más (42%), con un buen trabajo y un nivel adquisitivo alto y medio alto (33%) y con una edad comprendida entre los 25 y los 34 años (38%). En cuanto a los que se quieren mudar en régimen de alquiler, la gran mayoría son jóvenes de entre 25 y 34 años (25%), solteros (24%), que ya viven en alquiler (40%) compartiendo piso (38%) o con sus familiares (30%) y que buscan emanciparse (70%).

Mejor un piso
Como ya ocurría el año pasado, el piso es la opción más buscada por los españoles (46%), mientras que el 17% se decanta por una casa independiente y el 16% por un apartamento de un dormitorio. Entre las razones para mudarse están e tener más espacio o más habitaciones, con un 30%; trasladarse a una vivienda con más extras (piscina, patio, terraza, jardín), con un 29%; irse a una zona mejor, 27%; tener una vivienda nueva o más moderna, con un 18%, y adquirir una casa más bonita, con el 16%.

Dos años y medio de búsqueda
El 74% de los que buscan cambiarse de vivienda empezaron a mirar en los dos últimos años y medio: un 37% no lleva ni un año, el 26% lo hace desde 2015 y el 11% comenzó con la búsqueda en 2014. Existe un porcentaje bastante amplio (21%) que lleva buscando vivienda desde hace cuatro años o más. La mitad de estos comenzaron en el periodo anterior a la crisis y un 7% en los primeros años de la misma.

Segunda residencia
El 29% de los encuestados afirma contar con una segunda residencia. De este grupo, el 63% la compró antes de la crisis y el 37% entre 2008 y 2016. Seis de cada 10 se encuentran en el interior: el 26% en zona urbana y el 32% en zona rural. Entre el 71% restante que no dispone de segunda residencia, el 22% está en búsqueda activa, la mayoría de ellos (62%) en la costa.

Por comunidades, los madrileños y valencianos, seguidos de los vascos, navarros y baleares son los españoles que más cuentan con una vivienda secundaria. Mientras que Cantabria, Asturias, Aragón y Castilla-La Mancha son las regiones con menos propietarios. Sin embargo, son precisamente los habitantes de estas comunidades los que más están pensando en adquirir una segunda residencia.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >