Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Swiss desafía a Airbus con el estreno de los nuevos C Series de Bombardier

El avión canadiense, que presume de ser el más silencioso y ecológico, aspira a derrotar al gigante europeo y a Boeing en el medio alcance

El nuevo Bombardier CS100 de Swiss vuela sobre Zúrich.
El nuevo Bombardier CS100 de Swiss vuela sobre Zúrich. REUTERS

Swiss Air ha sido la aerolínea pionera que se ha atrevido a desafiar a los gigantes Airbus y Boeing incorporando en su flota los primeros Bombardier C Series, un avión de medio alcance que presume de ser el más silencioso de su clase y el más ecológico. La compañía suiza ha elegido al fabricante canadiense para renovar con 30 aviones su flota para trayectos en Europa, ya que el alcance del aparato es de hasta 3.650 kilómetros.

Se trata de una inyección de confianza para Bombardier en su intento de hacerse un hueco en la aviación comercial y un aviso para navegantes para Boeing y, sobre todo, para Airbus, que se muestra imbatible en este tipo de trayectos con su A 320. Este modelo, del que se han vendido más de 7.000 unidades, ha sido el que más éxito ha tenido en la historia de la aviación civil, muy por encima del 737 de su rival estadounidense.

Swiss ha aprovechado la renovación de sus 20 aviones existentes de la flota Avro RJ100, de fabricación británica y conocidos como los jumbolinos, por su parecido con los míticos Jumbo  de Boeing, para incorporar 30 aviones del modelo CS 100 y CS 300 de Bombardier. La llegada de las nuevas aeronaves se hará en varias fases en un periodo de dos años. Los primeros vuelos comerciales tendrán lugar el próximo 15 de julio desde Zúrich a París, Budapest, Manchester y Praga.

Presentación del Bombardier C Series 100 de Swiss Air.
Presentación del Bombardier C Series 100 de Swiss Air.

El desarrollo de los C Series ha sido todo un camino de dificultades. Bombardier arrancó el proyecto en 2004 pero lo paralizó dos años después al no recibir el número de pedidos suficiente para hacerlo rentable. Una alianza con el fabricante de motores Prat & Whitney y un pedido en firme de Lufthansa permitió reactivar el proyecto a comienzos de 2007. El modelo bimotor acumula más de tres años de retrasos y ha disparado los costes para Bombardier a 5.400 millones. Ahora la compañía se toma un respiro y estrena comercialmente su C Series con la entrega de los primeros aparatos a Swiss Air. Los C Series acumula 325 pedidos, incluyendo los 70 aparatos adquiridos por Air Canada. "Ya podemos decir que lo hemos logrado", ha indicado Fred Cromer, presidente de la división de aviación del fabricante

El nuevo avión es el doble de silencioso para la sensibilidad auditiva humana que los aparatos similares y es capaz de reducir el consumo de combustible en un 20%, y por lo tanto, también las emisiones de CO2 (90.000 toneladas al año) gracias al desarrollo de nuevos motores Pratt & Whitney, una aerodinámica optimizada y una construcción ligera, según explicaron este miércoles en rueda de prensa en Zúrich los responsables de Swiss Air, que han colaborado en el diseño y desarrollo del avión.

El peso del avión se ha podido reducir en una tonelada, gracias a un nuevo tipo de aluminio y otros materiales ligeros. Además por primera vez se emplea un sistema eléctrico de frenos, que aumenta la eficacia de frenado y reduce el desgaste. Además se transmite al pasajero una sensación más suave de aterrizaje. “Con la serie CS se inaugura una nueva era en al aviación comercial y los costes por pasajero se reducen en un 25%”, ha señalado en rueda de prensa este miércoles, Thomas Klühr, consejero delegado de Swiss Air

Interior de la cabina del avión Bombardier C Series 100.
Interior de la cabina del avión Bombardier C Series 100.

Capacidad y velocidad

Con capacidad para 125 pasajeros y velocidad de crucero de 871 kilómetros por hora, el Bombardier CS 100, ha ampliado el tamaño de las ventanas que además están más cerca unas de otras para permitir que entre más luz en la cabina. Como novedad se dispone de un monitor por encima de cada fila, donde se muestran películas e información durante el vuelo. El cajón portaequipajes es un 25% más amplio.

El sistema de climatización se controla automáticamente, dependiendo del número de pasajeros. De esta forma, se garantiza la mejor aireación posible y una buena climatización en cualquier asiento de la cabina.

La aerolínea helvética realizó este miércoles un vuelo de prueba de un Bombardier C Series, en una demostración con periodistas alrededor del aeropuerto de Zúrich, entre los que estaba invitado EL PAÍS.