Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

MásMóvil compra Yoigo para crecer y tener redes propias

Con esta adquisición y la reciente de Pepephone, se convierte en la cuarta operadora de móviles en España

Masmovil
Meinrad Spenger, durante la rueda de prensa.

“Es una buena noticia para MásMóvil, para sus accionistas, para el mercado español y para los clientes de las telecomunicaciones en España. Incluso para el regulador”. Así defendió ayer el austriaco Meinard Spenger, consejero delegado de MásMóvil, la compra de su competidor Yoigo. Su compañía desembolsará 612 millones de euros. MásMóvil, que ya compró en abril PepePhone, busca consolidarse como el cuarto operador “fuerte” de la telefonía móvil en España.

MásMóvil ha crecido a base de compras y ahora aspira a competir cara a cara con Movistar, Vodafone y Orange en España. Su consejero delegado, Spenger aseguró ayer que la compra de Yoigo no supondrá ajustes de plantilla en las compañías y que por el momento mantendrán las tres marcas que controla su grupo: MásMóvil, Yoigo y Pepephone.

En la rueda de prensa que organizó en Madrid para explicar los términos de la adquisición, Spenger destacó que MásMóvil, que hasta ahora era un operador móvil virtual, se hace con lo que le faltaba: una infraestructura propia de telefonía móvil, al pasar a controlar las redes de Yoigo, que alcanzan al 85% de la población. A ello suma sus redes de fibra óptica, que la dan acceso a 720.000 hogares en las principales ciudades españolas y planea llegar a 2,3 millones en 2018 mediante una inversión de unos 250 millones de euros.

“Al despliegue de fibra añadimos escala, con PepePhone, duplicando el número clientes de móvil, a los que podremos ofrecer banda ancha y lo que faltaba era la infraestructura de telefonía móvil e incluso ganar tamaño para ser un agente relevante en el mercado español. Con Yoigo ganamos esto: escala, infraestructura y la consolidación como cuarto operador”, defendió el ejecutivo.

“Podemos ser un operador que sea un ejemplo para Europa, porque ahora tenemos infraestructura propia de fijo y móvil y tenemos un tamaño que todavía nos permite ser ágiles e innovadores”, justificó Spenger. Con medio millón de clientes de móvil propios, otro medio millón de Pepephone —que MásMóvil adquirió en abril por 158 millones— y los 3,3 millones de Yoigo, el operador resultante contará con una cartera de 4,2 millones de clientes.

El directivo explicó que tanto la compra de Yoigo como la de PepePhone, que suman casi 800 millones de euros, se financiarán mediante una ampliación de capital por 230 millones de euros que propondrá este jueves a la junta de accionistas. La otra parte se financiará mediante endeudamiento.

Spenger aseguró que cuenta con el “apoyo de bancos importantes para financiar la deuda” y con compromisos de inversores institucionales que no quiso desvelar. “Nuestros inversores lo tienen clarísimo, no fue difícil encontrar apoyo para la financiación de la transacción”, defendió. En este punto destacó que la integración podrá costar unos 50 millones, pero que las sinergias de la fusión supondrán unos ahorros que ha cifrado en hasta 370 millones de euros.

La operación queda pendiente de la aprobación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, para lo que la empresa no espera problemas. Spenger prevé que la luz verde se produzca rápidamente porque "tanto el regulador como la Comisión Europea tienen el deseo de que haya un cuarto operador fuerte en España". El sí de la CNMC es clave para que MásMóvil dé el salto al mercado continuo desde el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), previsto para finales de este año. Según Spenger, esos planes se mantienen, pero "integrar una compañía que tiene cuatro veces el tamaño de MásMóvil nos va a mantener ocupados y lo mejor es hacerlo bien". Por eso, no descartó que el salto al continuo pudiese retrasarse un poco.

Sin despidos

Según ha afirmado el directivo, la integración de ambas empresas no tendrá costes laborales. "El proyecto es de crecimiento, no de cortar cabezas. Además, el equipo de Yoigo, de unas 100 personas, es excelente". Tampoco ha querido especular sobre el futuro del consejero delegado de Yoigo, Eduardo Taulet. "Nadie está por encima del proyecto, lo analizaremos todos juntos, pero Eduardo lo ha hecho muy bien", ha apuntado.

Finalmente, el directivo ha reiterado que tienen la intención de mantener en el mercado las tres marcas, MásMóvil, Pepephone y Yoigo, dado que cada una tiene "públicos específicos" y que no prevé cambios de las tarifas de ninguna de las tres. Eso sí, confía en que, a finales de año, pueda poner a disposición de los clientes de Yoigo una oferta convergente de móvil, fijo e internet como la que ya ha lanzado en MásMóvil, con una agresiva política de precios. 

Más información