Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alza del petróleo da un respiro al peso mexicano

La divisa mexicana recupera terreno (0,5%) frente al dólar tras dos meses en picado

Varios billetes de dólar
Varios billetes de dólar EFE

México se ha apuntado una jornada de tregua en medio del vendaval cambiario. Los ligeros repuntes en la cotización del barril de crudo y el paréntesis abierto en Reino Unido sobre su permanencia en la Unión Europea han servido para detener el bamboleo del peso. La divisa mexicana recupera terreno y rompe casi dos meses consecutivos de caídas frente al dólar.

Los bancos han llegado a venderse entre ellos cada billete verde por 18,7, lo que supone una apreciación de casi el 0,5%. El mercado interbancario es el termómetro más fiable para medir la temperatura cambiaria, que el Banco de México lleva intentando calmar con toda una batería de medidas, desde la subasta de dólares –ya cancelada–, hasta el alza de tipos. En cuanto a los precios en el mercado del menudeo –donde los bancos venden a empresas y particulares– el dólar superó hace días la cota de los 19 pesos. De momento, permanece estable en ese baremo. Pero no es descartable que la peor crisis cambiaria desde que el peso navega libremente al compás del mercado llegue a romper el techo de los 20.

La presión de un dólar fuerte la están sufriendo prácticamente todas las divisas emergentes desde que el año pasado la Reserva Federal (Fed) anunciase el cambio de timón rumbo a tipos de interés normalizados, después de casi una década de barra libre. El hundimiento simultáneo del precio de las materias primas empeoró el huracán sobre América Latina.

Son las mismas causas las que sirven de estimulante o depresor. El precio del barril de crudo West Texas Intermediate subió hoy un 2%, mientras que el Brent mejoró casi un 3%. Después de un año y medio de desplome, cualquier ligero repunte es celebrado. Otra de las noticias de la semana que ha repercutido en los sensibles mercados ha sido el asesinato de la diputada laborista Jo Cox en plena ruta hacia la consulta conocida como Brexit. El suceso ha paralizado la publicación de encuestas y ha puesto en suspenso la campaña.

La votación para la consulta en Reino Unido está prevista para la semana que viene. La Fed ha condicionado su resultado a un nuevo movimiento en las tasas. Una salida británica de la Unión Europea significaría una nueva oleada de inestabilidad. La batuta para los movimientos del mercado de divisas la seguirá teniendo Janet Yellen.