Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siemens pagará 3,75 euros por cada título a los accionistas de Gamesa

Los propietarios de las acciones recibirán el dinero en concepto de dividendo

El logo de Siemens en la sede principal de Munich, en Alemania
El logo de Siemens en la sede principal de Munich, en Alemania REUTERS

Siemens y Gamesa ya han cerrado su acuerdo definitivamente y han firmado los documentos de fusión por lo que el fabricante de aerogeneradores español se unirá a la división eólica del gigante alemán. El pacto contempla que cada accionista actual de Gamesa reciba un pago, en concepto de dividendo, de 3,75 euros por título. Estos conservarán el 41% de la empresa fusionada, mientras que Siemens será el titular del 59%, según la documentación que ambas compañías han remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), confirmando la información adelantada por la prensa este jueves

El día de ha comenzado con la confirmación de Gamesa de que su consejo de administración había dado luz verde al acuerdo de su fusión con la división eólica de Siemens. Minutos después, el regulador bursátil (CNMV) decidió suspender la cotización de las acciones del fabricante de aerogeneradores. Pasadas la una y media de la tarde llegó el hecho relevante en el que Gamesa y Siemens daban los detalles de la operación. Una hora después se levantó la suspensión y los títulos de Gamesa acabaron la sesión subiendo un 5,61% y pagándose a 18,06 euros cada uno.

La fusión se cerrará en el primer trimestre de 2017 a través de una ampliación de capital de Gamesa, a la que Siemens aportará su división eólica y casi 1.050 millones de euros. En ese momento, todos los accionistas de Gamesa, excepto Siemens, recibirán 3,75 euros por acción. No obstante, a esta cantidad habrá que restarle el dividendo ordinario que vayan a cobrar antes, unos 15 céntimos que la junta general de accionistas aprobará el próximo miércoles. En esta junta no se tratará la fusión anunciada.

Tras la ampliación de capital, la compañía alemana pasará a controlar el 59% del capital y sus cuentas se consolidarán en el grupo. Por su parte, los accionistas actuales de Gamesa se diluirán hasta controlar el 41% de la sociedad ampliada. Un ejemplo claro de cómo va a afectar la operación a los propietarios actuales es Iberdrola. La eléctrica española posee ahora cerca del 20% del capital de Gamesa. Tras la operación controlará el 8,1% e ingresará 206 millones de euros. Se da la circunstancia, de que Iberdrola será el primer cliente de la Gamesa fusionada. En este momento, la eléctrica tiene pedidos a las dos empresas por valor de 2.900 millones. “Estamos muy satisfechos de haber podido contribuir a la creación del mayor fabricante de aerogeneradores del mundo”, destacó el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

Según los cálculos de Gamesa y Siemens prevén unas sinergias de 230 millones de euros medidos en términos de EBIT, cuatro años después de que se haya completado la operación. A la empresa fusionada, Gamesa aporta unos activos valorados en 4.021 millones de euros. La parte de Siemens está valorada en 5.787 millones. De la suma de ambas cantidades, sale una compañía valorada en casi 10.000 millones.

El acuerdo entre Gamesa y Siemens se completa con otro paralelo entre Gamesa y Areva, socio de la empresa española en Adwen, una joint venture, creada para explotar el negocio de la generación eólica en el mar. Según este pacto, Gamesa libera a Areva de la obligación de mantener el 50% de Adwen y le da una opción de compra sobre el 50% que posee la firma española. También se abre la posibilidad de que un tercero pueda adquirir la compañía.

La sede de la empresa resultante mantendrá su sede social en España, concretamente en Zamudio (Vizcaya) y seguirá cotizando en la Bolsa española. También seguirá el equipo directivo actual, dirigido por Ignacio Martín. El negocio de parques eólicos terrestres se gestionará desde España. No así el negocio marítimo, que tendrá sus centros Hamburgo (Alemania) y en Vejle (Dinamarca).