Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tarifas “para siempre” de Telefónica tienen sus límites, según un juez

Una sentencia desestima la demanda de un abonado que alegó que la subida de precios de 2015 de Movistar Fusión incumplía el lema publicitario

Web de Movistar Fusión.
Web de Movistar Fusión.

Nada es para siempre, al menos en cuestión de tarifas telefónicas. El juzgado de 1º Instancia número 48 de Madrid ha desestimado la demanda de un abonado de Telefónica que alegó que la subida que la compañía le quería aplicar en mayo de 2015 era ilegal al incumplir el lema publicitario empleado por la operadora de que esas tarifas eran “para siempre” en su campaña de promoción de su servicio Fusión tres años antes.

La sentencia entiende que el demandante no puede alegar que la subida aplicada en mayo de 2015 por la operadora es una “modificación unilateral del contrato” porque la contratación del paquete Movistar Fusión por el demandante se produjo en 2014, y, por tanto, no pudo estar motivada por la publicidad emitida en 2012 donde se empleaba esa expresión de “para siempre”.

El fallo también puntualiza que la modificación de las tarifas estaba prevista en la cláusula 11 del contrato que fue comunicado al cliente, que además le da la opción al usuario de resolver el contrato sin coste alguno. Además, contempla la posibilidad de una subida de la tarifa justificada por las inversiones realizadas. Además, el juez corrobora que el abonado ejerció su derecho de rescindir el contrato del paquete Fusión sin coste alguno. Por todo ello, considera "improsperable" la denuncia y le condena a costas.

Golpe a Facua

Aunque la demanda es de un particular, la sentencia supone un duro golpe a la campaña de denuncias masivas que llevó a cabo la organización de consumidores Facua con motivo de la subida de 5 euros aplciada a los paquetes Fusión en mayo de 2015.

Facua habilitó una web bajo el lema #fraudeMovistar para que los usuarios se descargaran un formulario de denuncia alegando que Telefónica se había comprometido en el lanzamiento de Movistar Fusión a que sus precios serían “para siempre” y, por tanto, cualquier aumetno de precios era “ilegal”.

La asociación aseguró que había denunciado a la Telefónica de España ante la la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones (Setsi) y la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid, donde la compañía tiene su sede social.

Sin embargo, Facua alega que dos sentencias de sendos juzgados de Pamplona y Segovia le han dado la razón en primer instancia considerando ilegal la subida.