Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gas Natural lanza un ambicioso plan de inversiones y dividendos

La empresa, que ganó 329 millones en el primer trimestre de 2016, prevé invertir 14.000 millones hasta 2020

El consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca.

Gas Natural Fenosa planea invertir 14.000 millones de euros en los próximos cinco años, fundamentalmente en redes de distribución y en capacidad de generación de energía. La mayor parte de la inversión se destina a Latinoamérica, donde la empresa gasista pretende consolidar su presencia, y España, aunque también plantea saltar a mercados emergentes como India e Indonesia. Asimismo, la sociedad quiere repartir un dividendo de 7.000 millones hasta 2020.

El presidente de Gas Natural Fenosa (GNF), Salvador Gabarró, y el consejero delegado, Rafael Villaseca, detallaron ayer el plan de inversión y subrayaron que pretende "proteger los negocios actuales y establecer las bases para el crecimiento" de la empresa, en la que los principales accionistas de GNF son CaixaBank, con el 36%, y Repsol, con el 30%.

Gabarró, que reclamó al futuro Gobierno estabilidad y seguridad jurídica, señaló que es un plan de compromiso y potente con los condicionantes que suponen el precio de las materias primas y de las divisas latinoamericanas. Asimismo, los responsables destacaron que, además de la eficiencia que supone el ahorro de costes de 220 millones anuales, se centra en una alta remuneración a los accionistas, a los que se prevé destinar 7.000 millones hasta 2020 (el 70% de los beneficios).

El plan se divide en dos fases. En la primera, de 2011 a 2018, invertirá 8.100 millones, de los que 4.800 millones irán destinados a redes de distribución, mientras que otros 1.800 millones a nueva capacidad de generación, fundamentalmente renovable. Además, se invertirán otros 1.500 millones en otros negocios. En la segunda parte (2019 y 2020), tiene previsto invertir otros 6.000 millones, de los que 2.500 se destinan a redes y 2.700 a generación. En total, la empresa prevé invertir 7.200 millones en redes de distribución de gas natural (71% del total) y electricidad (29%). El montante se distribuirá entre América Latina (57%) y Europa (43%).

El beneficio cae hasta marzo

Gas Natural Fenosa ganó 329 millones el primer trimestre de 2016, lo que supone un 18,6% menos que en el mismo periodo del año pasado (404 millones). La cifra de negocio ascendió a 5.954 millones, casi un 17% menos. Este descenso

se debe principalmente a "factores de entorno macroeconómico y energético", como la caída en el precio de las materias primas.

Según GNF, estas inversiones permitirán aumentar en 3,6 millones sus puntos de suministro de electricidad y gas e incrementar la generación de electricidad en 3,5 gigavatios (GW), de los que 2,5GW procederán de fuentes renovables y uno de ciclos combinados internacionales. En cuanto al gas natural, la empresa tiene previsto crecer en España y Latinoamérica, con especial atención en México, Colombia y Chile.

Con este plan, GNF espera unos beneficios de 1.600 millones para 2018, con un resultado bruto de explotación (EBITDA) de 5.400 millones, lo que considera relevante en un escenario "desafiante" por la actual situación de las materias primas. Para 2020, espera unos beneficios de 1.800 millones, un 20% superior a los de 2015, y una deuda de 15.600 millones. Asimismo, prevé reducir sus gastos del orden de 220 millones anuales, aunque no prevé ningún ajuste de plantilla traumático.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >