Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las empresas con problemas para lograr créditos caen a la mitad desde 2012

El 21% de compañías tiene dificultades para conseguir un préstamo

El vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Antonio Garamendi
El vicepresidente de CEOE y presidente de CEPYME, Antonio Garamendi EFE

Las restricciones al crédito de las empresas han caído en los últimos años. En 2012 el 42% de firmas tenían problemas de acceso al crédito, ahora el porcentaje ha caído al 21%. Hay otros indicios de mejora. Las condiciones de acceso a préstamos se han suavizado o mejorado en el último año para el 77% de empresas; ha empeorado para el resto. Pero esto, que no es más que un reflejo de la recuperación económica, no está exento de riesgos y todavía no ha llegado al empleo con fuerza. Según Cepyme, todavía son más las empresas que no tienen previsto incrementar su plantilla, el 63%.

La patronal de las pymes (Cepyme) ha elaborado el VII diagnóstico financiero de la empresa española. En él, se aprecia que la situación ha mejorado respecto a los años precedentes. Las ventas en 2015 han crecido a un ritmo del 3,7%; las compañías en beneficios ya son el 69%; y la morosidad, aunque alta, ya ha bajado a 67 una media de 67 días.

“Las cosas no van tal mal”, ha apuntado el autor del estudio, Rafael Sambola, profesor de la escuela de negocios EADA, de Barcelona. Para elaborarlo, Sambola ha encuestado a 405 empresas españolas de todos los tamaños y sectores, tratando de que la distribución sea similar al tejido productivo.

A pesar de que “las cosas no van tan mal”, los empresarios preguntados todavía ven riesgos en el horizonte. Y el primero de ellos es la inestabilidad política, que preocupa al 76% de los encuestados. También les inquieta la situación de los mercados financieros, concretamente al 68%. Le siguen la inestabilidad social y la autonómica. Estos cuatro riesgos se sitúan por encima del paro, que preocupa al 54% de los encuestados.

“La inestabilidad política es el peor escenario para los empresarios”, ha ratificado Antonio Garamendi, presidente de Cepyme. Y ahí ha criticado la falta de acuerdos de los últimos meses para formar Gobierno: “Lo que hemos vivido es un fracaso colectivo”. Y ha señalado que eso afecta a las inversiones. “Hay empresarios que dicen que las inversiones están paradas”, ha proseguido, basándose en los resultados de la encuesta que señalan que el 40% de empresarios no tienen previsto hacer inversiones o, como mucho, solo lo mínimo para subsistir.

En la encuesta también se observa que los empresarios ya no están centrados en la reducción de plantillas, algo que sí sucedía en 2012. En la edición de ese año, el 73% tenía entre sus prioridades la “reducción de costes de persona”. Este año, ese porcentaje ha disminuido hasta el 23%. El foco ahora se ha situado en la comercialización de productos, que es prioritario para el 75%.