Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CaixaBank gana 273 millones durante el primer trimestre, el 27,2% menos

El beneficio baja por el efecto de la integración de Barclays y la supresión de las cláusulas suelo de las hipotecas

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar.
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar.

CaixaBank cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 273 millones de euros, el 27,2% menos que en el mismo periodo del año pasado, según ha informado hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El banco ha atribuido ese descenso al impacto positivo que tuvo en el arranque del ejercicio anterior la integración de Barclays. En la bajada, no obstante, también han influido el menor dividendo de sus participadas, el descenso de los tipos de interés y el efecto de la supresión de las cláusulas suelo en los contratos hipotecarios.

La cuenta de resultados refleja el entorno de bajos tipos de interés, que el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, ha asegurado que se mantendrá al menos a corto plazo. Más tarde, en la Junta de Accionistas, el presidente de la entidad, Isidre Fainé, ha abundado sobre el "entorno complejo" en el que está operando la entidad: "dudas" en la zona euro, tipos de interés "ultrabajos" o "incertidumbres" en el ámbito regulatorio. Las "turbulencias" de los últimos meses en los mercados financieros, ha explicado, han perjudicado las cotizaciones bancarias, de modo que se ha comido la mitad del valor de la banca europea. "No estamos satisfechos con estos niveles de cotización". En este entorno, ha dicho Fainé, "mejorar la rentabilidad es complejo", pero ha añadido que la entidad sigue "comprometida con los accionistas" para dar un dividendo atractivo.

El margen de intereses, que mide el negocio puramente financiero, retrocedió el 10,4%, mientras que el margen bruto bajó el 1,6%. A ello tiene que ver la caída del 9,4% de las comisiones y el 23,6% de la aportación de la cartera de participadas por el banco que preside Isidro Fainé. Gortázar ha destacado la disciplina en costes de la entidad, que contribuyó a aumentar el margen de explotación y que permitió, junto a las menores dotaciones efectuadas (en especial las vinculadas con el crédito), a incrementar el resultado antes de impuestos un 78,7%, hasta los 376 millones de euros. De hecho, la entidad prevé ahorrar alrededor de 40 millones de euros anuales con el nuevo acuerdo laboral por el que a partir del 1 de junio realizará alrededor de 370 prejubilaciones.

La entidad también logró rebajar por 11º trimestre consecutivo la tasa de morosidad hasta el 7,55%, aunque si se excluyen los créditos a promotores inmobiliarios esta sería del 6%. La recuperación del mercado inmobiliario, además, permitió "estabilizar" los activos adjudicados a la vez que seguir drenando los que ya estaban en balance. Durante los tres primeros meses del año, las ventas de inmuebles alcanzaron los 1.306 millones de euros y los arrendamientos, los 654 millones.

La entidad acaba de lanzar una OPA sobre la entidad portuguesa BPI, de la que ya tiene el 44% del accionariado. Preguntado sobre posibles negociaciones con Isabel Dos Santos, que tiene el 18% del banco, Gortázar ha afirmado que al lanzar la OPA ya no se "negocia". "El resto de accionistas han de ver si les interesa o no", ha recordado. Sí ha dicho que mantiene negociaciones para abordar la "concentración de riesgos" en Angola, donde BPI tiene su filial BFA, que no está sujeta a las normas del Banco Central Europeo. Al respecto, ha considerado que "sería una buena noticia que BFA cotizara en Bolsa", como ya se barajó en el pasado, puesto que permitiría que cada accionista calibrara cuál debe ser su participación idónea en la entidad, que ha afirmado que está bien gestionada. En la junta de accionistas, Fainé ha destacado la "solidez" y el "respeto" que se ha ganado BPI.

Sobre el caso Ausbanc, Gortázar apenas ha querido hacer declaraciones al considerar que es un asunto "bajo investigación judicial". El consejero delegado ha afirmado que su relación se limitaba a poner publicidad en su publicación, sin que eso supusiera "trato de favor", y ha puesto como ejemplo que la asociación de usuarios tenía 200 casos abiertos contra el banco. Sin embargo,Gortázar ha dicho que tras el escándalo CaixaBank ha decidiro retirar la publicidad de sus publicaciones. "No consideramos adecuado, en las circunstancias actuales, seguir con ningún tipo de colaboración", ha explicado.

Fainé avisa del riesgo del 'Brexit'

El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé, ha asegurado en la Junta de Accionistas de hoy que desde el punto de vista macroeconómico global este año va ser mejor que el anterior. Sin embargo, ese avance no está exento de riesgos que ha enumerado: la vulnerabilidad de algunos países emergentes, el reférdum de Reino Unido ("el Brexit podría suponer un cambio de paradigma dentro de la Unión Europea", ha dicho") o el efecto de la subida de tipos de interés en Estados Unidos.

Para España, CaixaBank prevé este año un crecimiento del 2,8%, frente al 3,2% del año anterior. "Las reformas implementadas, que no han acabado del todo, han tenido un papel primordial para la recuperación", ha sostenido Fainé, quien ha previsto que este año la demanda interna volverá a aportar "el grueso del crecimiento", aunque con una "aportación creciente del sector exterior".

El presidente de CaixaBank ha aseverado, aun así, que España aún tiene deberes por afrontar: reducir el déficit para "llevar la deuda a zonas" que alejen al país de la "vulnerabilidad", mejorar la competitividad y reducir la tasa de paro, que sigue en un "nivel que no es razonable". "Hay que hacer un esfuerzo por parte de todos y buscar soluciones imaginativas y prácticas", ha añadido.