Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Intel anuncia un ajuste que afectará a 12.000 empleados

Los despidos corresponden al 11% de la plantilla global

El fabricante de procesadores Intel ha anunciado este martes al cierre de Wall Street que se embarcará en un proceso de reestructuración de su negocio que le llevará a despedir a 12.000 empleados a escala global. El ajuste afectará al 11% de la plantilla. El anuncio ha coincidido con la publicación de los resultados del primer trimestre, durante el que se anotó un beneficio de 2.000 millones de dólares tras ingresos 13.700 millones.

La ganancia de Intel representa una ligera mejora del 3% respecto a la que registró en el arranque de 2015. La facturación creció un 7% en el año. Es un rendimiento que está por encima de lo que esperaban los analistas del sector tecnológico. Brian Krzanich, su consejero delegado, explicó sin embargo que la compañía debe “evolucionar” para poder ser competitiva en el nuevo escenario de la computación.

La dirección de Intel justifica la reestructuración como un paso necesario “para acelerar la transición” desde el ordenador personal hacia una nueva realidad dominada por el negocio de la gestión de datos, tanto en los servidores como en los dispositivos electrónicos que se conectan a través de Internet. Se trata de elevar las ventas en este ámbito, a la vez que la compañía mejora su eficiencia la y rentabilidad a largo plazo, explica.

Intel está siguiendo una estrategia similar a la de otros gigantes tecnológicos, como IBM o HP, que ven esta tecnología la nueva materia prima que alimenta miles de millones de dispositivos móviles, desde relojes, pasando por lavadoras conectadas a la red hasta el ordenador de abordo en el salpicadero de los coches. El denominado como Internet de las Cosas se está poniendo al ordenador.

La multinacional de Palo Alto espera lograr ahorros de hasta 750 millones de dólares anuales con este ajuste. “Estoy convencido de que seremos más productivos”, aseguró Krzanich a los inversores. El anuncio del ajuste, sin embargo, fue acompañado por una caída superior al 3% de su valoración bursátil. En lo que va de año arrastra una caída próxima al 10%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >