La banca pide transparencia absoluta a los países contra el fraude fiscal

Roldán, presidente de la patronal bancaria, reclama el fin de los bajos tipos porque no son útiles para la economía

El presidente de la patronal bancaria española (AEB), José María Roldán, en la presentación de los resultados del sector en 2015.
El presidente de la patronal bancaria española (AEB), José María Roldán, en la presentación de los resultados del sector en 2015.Luca Piergiovanni / EFE

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, cree que ahora “las necesidades de mayor transparencia son absolutas” para luchar contra el fraude fiscal por la utilización de los paraísos fiscales y reivindica la cooperación internacional para evitar los “problemas actuales”, en referencia a los papeles de Panamá. Sin embargo, Roldán no considera que son los bancos españoles los que ocultan datos de sus clientes y recordó que “la mayoría de las operaciones fraudulentas que se conocen es por las denuncias de las entidades al Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales”.

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, cree que ahora "las necesidades de mayor transparencia son absolutas" para luchar contra el fraude fiscal por impago de impuestos y por la utilización de los paraísos fiscales y ha reivindicado la

cooperación internacional sobre este asunto en los últimos años con el fin de evitar los "problemas actuales", en referencia a los papeles de Panamá.

Roldán no considera que son los bancos españoles los que ocultan estos datos de sus clientes y ha recordado que "la mayoría de las operaciones fraudulentas que se conocen hoy es porque las entidades las denuncian al Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac), como ha ocurrido en casos recientes", en referencia a la detención de Mario Conde.

Respecto a los ataques que ha recibido la banca española por las filiales que tiene en los paraísos fiscales, Roldán dijo que no era justo "que paguen justos por pecadores. Las entidades que tienen estas filiales las dedican a realizar emisiones de valores porque la legislación española no permitía hacerlo desde otros países. La transparencia sobre esta materia es absoluta y los bancos dicen lo que ganan en cada país".

Pese a este planteamiento, Roldán no ha ocultado que la legislación tiene que cambiar más para exigir transparencia a todos los países. A las entidades que no quieren que se sepa algo que han hecho, les aconsejó "que no lo hagan porque al final, todo se va a saber".

"No todas las entidades se han comportado igual"

Admitió que a la banca le falta camino en la recuperación de la reputación social. "Hay que seguir insistiendo porque este asunto es importante. Mejorar la imagen es fundamental para ganar la confianza de los clientes, una de las claves de este negocio". Preguntado si estaba de acuerdo con las palabras de José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, que pidió admitir los errores del pasado para pasar página, Roldán comentó que sí considera bueno "cortar con el pasado, pero no todos se han comportado igual", aclaró.

Respecto a cómo valora la resistencia de la banca a admitir las sentencias del Banco de España favorables a los clientes, el presidente de la AEB dijo que el problema era las cláusulas suelo de las hipotecas. "Muchos bancos consideran que las han concedido bien. De todas formas, hay que mejorar la satisfacción del cliente". 

Respecto a la posibilidad de que la caída de tipos pongan en negativo el euríbor, el presidente de la AEB, defendió que un contrato crediticio, como una hipoteca, se caracteriza por prestar dinero a cambio de una cantidad adicional por lo que "el límite será que no tengas que pagar nada y el préstamo te salga gratis". Roldán cree que el impacto del euríbor en negativo "será algo muy limitado". "Es una distorsión que durará muy poco tiempo", afirmó al considerar que la política monetaria ultralaxa no va a permanecer en el tiempo.

Roldán cree que los tipos se normalizarán "en unos dos años. Lo mejor es volver cuanto antes a una situación normalizada porque estas medidas de rebajas de tipos ya no están siendo efectivas. La política monetaria ha llegada a su límite y su impacto es limitado", dijo en clara crítica a la política del BCE.

Objetivo, duplicar la rentabilidad

El presidente de la patronal bancaria ha cifrado en un 10% o un 12% los niveles adecuados de rentabilidad de los bancos para atraer nuevos accionistas, los que no se lograrán hasta dentro de "varios años". "Ahora la rentabilidad es del 5%, aunque tras la caída de las cotizaciones, la rentabilidad por dividendo se está haciendo atractiva", comentó. En este sentido, ha afirmado que las fusiones pueden elevar estos niveles de rentabilidades.

Garantizó que el sector financiero español es el menos bancarizado de la zona euro, al pasar de 42 a 15 entidades tras la crisis de las cajas de ahorros, y ha atisbado concentraciones a nivel europeo dentro de diez años. "Si en este plazo no hay fusiones paneuropeas, la unión bancaria habrá fracasado. Esperemos que la banca española juegue un papel protagonista", apuntó Roldán.

Ante todo, el presidente de la AEB reivindicó la "competencia feroz" que existe en el sector bancario español en términos de crédito y de estrategia, y ha puesto en valor que el 85% de los españoles tiene al menos cuatro sucursales en su municipio para poder operar. "¿La reducción de entidades afecta a la competencia? Mi respuesta es no", aclaró. Roldán admitió que existe "recorrido" para que los bancos reduzcan su red de oficinas y empleados, sobre todo por los bajos tipos y la irrupción de las tecnologías, si bien no ha entrado en cifrar un tamaño óptimo del sector porque cada entidad deberá decidir su estrategia.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50