Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bank of America dobla provisiones por el desplome de la energía

El segundo banco por activos de Estados Unidos ganó un 16% menos en el arranque del ejercicio

Oficinas de Bank of America en Londres
Oficinas de Bank of America en Londres REUTERS

La temporada de resultados entre los grandes bancos de Wall Street va ganando cuerpo y las cuentas van mostrando dónde están sus puntos débiles. Bank of America, el segundo grupo financio por activos de Estados Unidos, registró una caída del 16% en el beneficio del primer trimestre. Se debe a la fuerte contracción en el negocio de renta fija y variable. La tensión en el mercado de la energía le lleva a reforzar las reserva, como a Wells Fargo.

El banco de Charlotte registró un beneficio de 2.680 millones de dólares entre enero y marzo tras reducir los ingresos a 19.700 millones. La facturación en la unidad de corretaje cayó un 11%. En el caso de la negociación de bonos, materias primas y divisas, el mazazo fue aún mayor, del 17,5%. En ambos casos, explica Brian Moynihan, su consejero delegado, se debe a la volatilidad en los mercados.

La persistencia del bajo precio de la energía forzó a Bank of America a doblar las reservas, hasta los 1.000 millones, para hacer frente a las perdidas en la cartera de deuda comercial. El banco precisa en cualquier caso que los préstamos considerados de “alto riesgo” a los productores de petróleo y de gas natural representa menos de un 1% de los créditos. Es más, reforzó posiciones en el negocio del refino.

JPMorgan Chase publicó resultados mejores de lo esperado en la víspera, pese a que redujo un 7% el beneficio, a 5.520 millones tras ingresos de 23.400 millones. También tuvo que elevar las provisones, como Wells Fargo. El cuarto grupo financiero del país ganó 5.460 millones. En su caso representa una caída del 6%. Su facturación rondó los 22.200 millones. Mañana es el turno de Citigroup.

Los tres bancos que publicaron ya resultados coindicen en que el clima de negocio es complejo, pero se muestran optimistas de cara al rendimiento en el segundo trimestre. Paul Donofrio, director financiero de Bank of America, comentó en la conferencia con los medios que las cosas mejoraron en marzo y abril en la división dedicada a la negociación de activos. También esperan que repute la actividad en banca de inversión.