Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania acuña una moneda de cinco euros que tendrá allí curso legal

Es una pieza destinada al coleccionismo, que se llamará Planeta Tierra, pero que tiene valor real

Imagen de las nuevas monedas cinco euros en Múnich, Alemania, el 11 de abril de 2016.
Imagen de las nuevas monedas cinco euros en Múnich, Alemania, el 11 de abril de 2016. EFE

Alemania lanzará a partir del próximo jueves una moneda de cinco euros, destinada a coleccionistas, pero que tendrá curso legal en ese país, por lo que podría usarse como forma de pago. La moneda, que se llamará Planeta Tierra, tendrá en sus extremidades un aro de color azul, que rodeará el centro de la misma, donde estarán refigurados los continentes del planeta. En cuanto a su anverso, estará un águila, símbolo oficial de la República Federal de Alemania.

El periódico alemán Die Welt había informado el pasado verano del lanzamiento de la nueva moneda, que tendrá un diámetro de 27,25 milímetros, 1,5 milímetros más que una moneda de dos euros (cuyo diámetro es de 25,75 milímetros). Tendrá un peso de 9 gramos. La casa de la moneda de Múnich ha detallado que la moneda de cinco euros saldrá en dos versiones diferentes, y que valdrá como sistema de pago solo en Alemania, según informa el Bundesbank.

Para su fabricación han participado todas las cinco casas de la moneda alemanas (Berlín, Hamburgo, Karlsruhe, Munich, Stuttgart). La casa de la moneda de la ciudad de Munich (Alemania) celebra el evento con una cuenta atrás en su web y un mensaje que anuncia a todos los numismáticos interesados en hacerse con la primera de las dos versiones de este producto, que "está agotada". En la segunda versión de la moneda de cinco euros se acuñarán un millón y medio de unidades.

Los numismáticos ya están celebrando la salida de una nueva moneda, que según las autoridades alemanas será difícil de falsificar, debido a su particular composición. La moneda puede en efecto parecer metal pero es más bien plástico, con un anillo de polímero azul que servirá como elemento de seguridad. "Se trata de una innovación que hace historia", ha señalado Peter Huber, de la casa de la moneda del Estado de Baden–Württemberg, en declaraciones al diario Die Welt.

Un precedente

El pasado junio Bélgica acuñó 70.000 monedas con valor de 2,5 euros, que actualmente se encuentran a la venta en algunos locales, sobre todo para el sector del coleccionismo. Tanto Bélgica como Alemania aprovechan un resquicio en la normativa comunitaria que permite emitir monedas coleccionables, siempre y cuando sean de un valor diferente de las monedas oficiales que ya circulan en la eurozona.