Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ikea dispara su beneficio en España

La empresa sueca de muebles gana un 43,6% más, hasta los 78 millones. Mejora las ventas un 10% y Cataluña se consolida como su mayor mercado peninsular

Una tienda de Ikea en Suecia
Una tienda de Ikea en Suecia AFP

Los beneficios de la cadena de muebles Ikea en España se dispararon el año pasado. La empresa sueca se embolsó 78 millones de euros netos, un 43,6% más que en 2014. Lo hizo pese a que sus ventas crecieron por debajo, el 10%, hasta los 1.281 millones de euros de facturación. Estos resultados incluyen solo Ikea Iberia e Ikea Norte, es decir, las 16 tiendas de la España peninsular, y no los puntos de venta que tienen en Canarias y Baleares, filiales independientes.

El beneficio de explotación (ebitda) se ha situado en los 91,8 millones de euros en el ejercicio (que terminó en agosto de 2015) con un aumento del 16,2% respecto al ejercicio anterior. La compañía asegura que ha seguido potenciando las compras dentro de España y que ha adquirido a 1.680 proveedores de este país productos y servicios por valor de 106 millones de euros, un 11,8% más que en el año previo.

Dentro de España, según las cuentas presentadas en el Registro Mercantil, Cataluña se consolida como el primer mercado de la compañía, con unas ventas en 2015 de 306 millones de euros, un 4,8% más. Le sigue Madrid, con 298 millones y un 3,6% más. Y luego está Andalucía, con 218 millones y una fuerte subida del 8,3%.

En 2015 se incorporaron a la compañía 289 empleados. La plantilla de Ikea es joven. De media, los trabajadores tienen 33 años. Según la empresa, en España, entre sus 7.254 empleados hay 50 nacionalidades diferentes. Casi un 60% son mujeres. Y ellas ocupan el 52% de los puestos de mando.

Pagos por servicios a Holanda

La compañía desembolsó en España por Impuesto de Sociedades en el ejercicio 20,8 millones de euros. La matriz de Ikea Ibérica está radicada en Holanda. La empresa española paga a esta matriz anualmente "costes de asesoramiento", dentro de una partida llamada "servicios exteriores". También paga a otra filial de Suecia en este mismo capítulo por la gestión de sistemas informáticos y a otra firma belga por el mobiliario y las instalaciones de las tiendas. Estas partidas, que también incluyen servicios bancarios o de seguros, se elevaron el año pasado a 157 millones de euros, 38,8 millones de esta cantidad, en concepto de royalties y alquileres.

El sistema fiscal de Ikea está siendo investigado en Bruselas, porque su complejo entramado de sociedades y pagos intragrupo le permitió ahorrarse buena parte de los impuestos en diferentes países europeos entre 2009 y 2014.

En todo el mundo, durante el pasado ejercicio, Ikea registró una facturación total de 32.658 de euros, un 11,4% más que en 2014, según su informe anual. Está presente en 43 países, pero con grandes superficies, en 28 mercados. Tienen 155.000 empleados y 328 tiendas. Ganó 3.512 millones de euros netos (el 5,4% más), el 60%, gracias a los mercados europeos. 

Proyecto de comercio electrónico en España

La primera tienda Ikea en España llegó a Gran Canarias Canarias a finales de los setenta. Ese punto de venta no pertenece a la filial Ikea Iberia, la que se ha expandido por España hasta alcanzar las 16 grandes superficies a lo largo de 20 años. Esta empresa peninsular abrió su primer comercio en Badalona (Barcelona) en 1996, por lo que ahora celebra su 20 aniversario.

La compañía dice que mantiene su plan de inversión y expansión en España. Va a continuar desarrollando su modelo tradicional de negocio con la apertura de tiendas. En el informe del Registro Mercantil asegura que aspira a tener en la España peninsular en total entre 25 y 30 tiendas, frente a las 16 actuales. Abrirá, de media, una al año, con una inversión de unos 60 millones de euros. A lo que se sumarán "nuevos formatos comerciales, tiendas con diferentes tamaños, comercio electrónico y novedosas soluciones digitales, dentro de la estrategia de Expansión Multicanal que viene desarrollando para estar más cerca de los consumidores y facilitar los procesos de compra", señala en un comunicado enviado este martes.

Dentro de estos nuevos modelos la compañía ya abrió justo hace un año un punto de entrega de mercancías en Navarra, que supone un rudimentario sistema de compra por Internet que se supone irá desarrollando a una tienda online completa. De hecho, según la memoria global de la empresa ya operan por Internet en 13 de los 28 países donde tienen grandes superficies.