Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HIPOTECAS

El euribor cierra su segundo mes en negativo

El índice se ha situado en marzo en el -0,012%, con lo que vuelve a abaratar las hipotecas

Imagen del Banco Central Europeo, al fondo.
Imagen del Banco Central Europeo, al fondo.

El euríbor, índice al que están referenciadas las mayorías de hipotecas en España, ha cerrado marzo otra vez en terreno negativo por segundo mes consecutivo. El índice se ha situado en tasa mensual en marzo en el -0,012%, con lo que ha profundizado en su mínimo histórico mensual de febrero (-0,008%). Durante los 21 días en los que ha habido actividad bancaria en marzo, el índice ha registrado tasas diarias negativas, con algunos repuntes puntuales tras la decisión del BCE de bajar el precio del dinero al 0%.

El euríbor se ha establecido en tasa diaria en el -0,005% a 31 de marzo. De este modo, las hipotecas de 120.000 euros a 20 años y euríbor+1 a las que le toque revisión tendrían una rebaja en su cuota anual de unos 147 euros o algo más de 12 euros al mes. El euríbor se ha establecido en tasa diaria en el -0,005% a 31 de marzo El futuro del índice y de las hipotecas se antoja incierto.

"Parece que le quedan pocas balas al BCE y que un posible suelo en el precio del petróleo podría empujar la inflación y eliminar la toma de nuevas medidas de cara al último trimestre del año", explica el analista de XTB Jaime Díez. En la actualidad se está buscando una alternativa al actual sistema de cálculo del índice, la cual estaría en periodo de pruebas hasta final de año. Además, algunos banqueros ya han abogado en público por desvincular las hipotecas del euríbor por otra referencia.

El euríbor ha vuelto a repetir un valor mensual en negativo coincidiendo con una nueva toma del debate público sobre si la banca acabará pagando a los hipotecados a través de la reducción del capital pendiente de devolver por los endeudados.

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, no descartaba este miércoles que un cliente pueda cobrar por un crédito, al recordar que esta posibilidad no se rechaza de forma explícita en los contratos hipotecarios firmados antes de que el euríbor entrara en el territorio desconocido del negativo. En los últimos meses, algunos bancos están adaptando esta circunstancia excepcional en las nuevas hipotecas y están fijando las denominadas cláusulas cero, al argumentar que jurídicamente no tiene sentido pagar por prestar. Además, muchas entidades están potenciando las hipotecas a tipo fijo, que tienen un diferencial más alto a cambio de dar estabilidad durante toda la vida del préstamo.

Más información