Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ampliación del pacto para congelar la oferta de petróleo se debate en abril

Rusia y Qatar aseguran que una quincena de productores acudirán a Doha el día 17. El 'brent' ronda otra vez los 40 dólares

Campo de petróleo en Bahréin.
Campo de petróleo en Bahréin. AP

Rusia y Qatar, dos de los promotores de la iniciativa para congelar la producción del petróleo en los niveles de enero, acuerdo que también suscribieron en febrero Arabia Saudí y Venezuela, anunciaron este miércoles que una quincena de países productores, miembros de la OPEP y también de fuera del cartel, como la propia Rusia, se reunirán en Doha el próximo 17 de abril para ampliar este compromiso.

Tras el anuncio, el precio del brent, de referencia en Europa, compensó el descenso acusado en las dos últimas sesiones, en las que había perdido el 5% hasta llegar a los 38,5 dólares por barril, y volvió a rondar los 40 dólares. En el caso del West Texas Intermediate, que marca la negociación en América, subió de los 36,3 dólares a los 38,4 por barril. En un comunicado, el ministro catarí de Energía, Mohammed Al Sada, que ostenta ahora la presidencia de la OPEP, ha asegurado que los 15 países que acudirán a Doha apoyan el acuerdo inicial de febrero. Y, sin concretar el listado de asistentes, ha añadido que representan el 73% de la producción mundial de petróleo.

Por su parte, el ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, en declaraciones a la agencia Itar-Tass añadió que en la reunión, además de debatir una resolución conjunta que apoye la congelación de la oferta de petróleo, se discutirá como supervisar que el acuerdo se cumpla y se establecerá qué hacer en caso de incumplimiento.

Producción de Irán

Novak aseguró que representantes del Gobierno iraní acudirán a la reunión de Doha, aunque Teherán dejó claro este domingo que no tiene intención de frenar su producción hasta llegar a los cuatro millones de barriles diarios, un millón más que ahora, para nutrir sus exportaciones una vez levantadas las sanciones internacionales por su programa nuclear.

La posición de Irán y las propias estimaciones de la OPEP, que anticipan un debilitamiento adicional de la demanda este año, fueron los dos principales factores que llevaron al precio del petróleo a dar marcha atrás en el arranque de esta semana.