Los costes laborales subieron un 1,4% a finales de 2015

El incremento es el mayor desde finales de 2013, cuando los funcionarios recuperaron la extra de Navidad

Linea de planchado de una fábrica de camisas en Madrid
Linea de planchado de una fábrica de camisas en MadridJaime Villanueva

Los costes laborales por hora trabajada crecieron en el último trimestre al ritmo más alto desde finales de 2013. En concreto, lo hicieron un 1,4%, según el índice de coste laboral armonizado que elabora el Instituto Nacional de Estadística. Este dato, que está corregido de los efectos de la estacionalidad, incluso podría superar al del último trimestre de 2013 sino fuera porque esa cifra está afectada por el hecho de que los funcionarios no cobraron la extra de Navidad el año anterior y, por tanto, de la comparación resulta un dato mayor.

Sin contar pues lo sucedido a finales de 2012 y 2013, el incremento del costes laborales es el más alto desde el comienzo de 2012. Fue junto entonces cuando los sindicatos y empresario firmaron el pacto de congelación salarial en lo más duro de la segunda recesión. También entonces, concretamente en febrero, el Gobierno aprobó la reforma laboral, que tenía entre sus principales objetivos la devaluación de los sueldos.

Más información
El aumento de los salarios pactados en enero se acelera hasta el 1,1%
Las grandes empresas plantean subidas salariales del 1,6% en 2016
CEOE cree “irreal” que los salarios este año suban un 1,5%

El incremento bruto de los costes laborales, en los que no se eliminan los efectos del calendario y la estacionalidad, es del 1,8%. Este es el mayor aumento desde el segundo trimestre de 2014.

Este dato está en consonancia con otras estadísticas salariales y de costes laborales vistas, que muestran que los sueldos comienzan a recuperarse. Algo a lo que también contribuye la debilidad de los precios, que permite ganancias de poder adquisitivo entre los asalariados con incrementos de remuneraciones relativamente bajos.

El índice de coste laboral armonizado es un dato sintético que mide la evolución de los salarios a través de una cifra, en este caso la desestacionalizada asciende a 102,6 y la bruta a 106,7. Para elaborarlo toma los sueldos, las cotizaciones sociales, los costes de formación, los impuestos y otros gastos. Además, como explica la metodología, también se eliminan los efectos de las deducciones.

Los datos básicos para elaborar el índice de coste laboral armonizado, que permite comparaciones homogéneas con los países de la Unión Europea, salen de la encuesta trimestral de coste laboral, cuyos resultados se conocerán este mes de marzo.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS