Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El elevado precio de los envíos al extranjero lastra el comercio ‘on line’

España es el tercer país más caro de la Unión Europea desde el que enviar un paquete al extranjero

Trabajadores de Royal Mail en Londres. Ampliar foto
Trabajadores de Royal Mail en Londres. Getty Images

El comercio por Internet ha aumentado considerablemente en los últimos años. Pero a la hora de dar la última aprobación a la compra, que en estas fechas se hace casi de máxima urgencia, a dos de cada tres europeos les disuade un precio añadido, del todo inesperado y de última hora: los gastos de envío. España, por ejemplo, es el tercer país más caro de la Unión Europea (UE) desde el que enviar un paquete al extranjero, según un estudio de 47 páginas de la Universidad de St. Louis (Bruselas, Bélgica) que ha sido publicado este martes por la Comisión y que analiza hasta 25 operadores como Correos en España, La Poste en Francia, Royal Mail en Reino Unido o DHL en Alemania.

"Los elevados precios y la ineficiencia de la entrega transfronteriza de paquetes disuade de vender o comprar en otros países de la UE. Esto significa que el comercio electrónico no se está usando en su máximo potencial", ha declarado el comisario para el Mercado Único Digital, Andrus Ansip. Y los datos confirman lo dicho, el 44% de los europeos compra por Internet pero sólo y exclusivamente cuando es dentro de sus fronteras y tan solo el 15% lo hace de manera transfronteriza.

En cifras

B. D. C, Bruselas

La distancia entre un punto de venta y uno de entrega no implica nada en el precio final del producto que se ha adquirido por Internet. Así lo ha desvelado un estudio de la Universidad de St. Louis que ha hecho público la Comisión. A continuación, algunos ejemplos del coste del envío entre países intracomunitarios.

Precios interiores en euros: en Bélgica (6,50), en Países Bajos (6,95), España (8,58), Austria (4,44) e Italia (9,00).

Precios transfronterizos dentro de la UE:

  • De Austria a Italia (14 euros)
  • De Italia a Austria (25 euros)
  • De Bélgica a España (26,10 euros)
  • De Países Bajos a España (13 euros)
  • De España a Bélgica y Países Bajos (32,74)

Ante esta situación, muchas personas deciden hacer el envío del producto al país más barato en cuestión y recogerlo cuando pasen por allí. Es el caso de Marta Audibert. Ella vive en Londres desde hace cinco meses y acaba de recibir un paquete en su domicilio de un amigo italiano que vive en Madrid en su casa del oeste de la capital británica. "Me dijo que si lo encargaba a su domicilio los gastos de envío eran casi la mitad del precio del producto". El paquete en cuestión, una mochila, costaba 50 euros, pero si se le sumaban los gastos de envío adicionales quedaba un total de 80 euros.

El primer paso para subsanar esta situación del Ejecutivo comunitario es una bajada de precios y más transparencia en ellos. Bruselas calcula que de esta forma los consumidores europeos podrían ahorrar hasta 11.000 millones de euros anuales. Aunque Bruselas no prevé regular el sector de la paquetería, sí quiere acabar con las diferencias de precios en la UE porque "sencillamente no tiene sentido", según un comunicado. "Nuestro objetivo es hacer la entrega transfronteriza de paquetes más fluida y asequible tanto para los particulares, como para las PYMES", ha resaltado la comisaria para Industria y Mercado Interior, Elżbieta Bieńkowska

El caso español

Bruselas ha publicado simultáneamente una consulta pública que se hizo entre mayo y agosto de 2015 que revela las preocupaciones de los consumidores europeos en relación a este asunto. A la cabeza de la lista: la falta de posibilidad de elección sobre la fecha y la hora de entrega, y el precio. Los consumidores revelaron estar "muy satisfechos", en cambio, con el hecho de que normalmente no se pierden los envíos.

El envío de un paquete de 2 kilos de Bélgica a España costaría 26,10 euros, mientras que el mismo paquete enviado desde los Países Bajos —vecino al norte de Bélgica— a España tendría un coste de sólo 13 euros. Y habría que pagar mucho más si se quiere enviar el paquete desde España (32,74 euros). Todo lo anterior contrasta, además, son los envíos nacionales dentro del territorio español para un producto que pese 2 kilos: 8,58 euros.

Estas diferencias "no están justificadas dentro del Marcado Interior", insiste el Gobierno de la Unión que ha asegurado este martes que propondrá "medidas concretas" para primavera de 2016.

Más información