Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los analistas ven más riesgo por China que por la subida de tipos

Los expertos le quitan hierro a las divergencias de política monetaria entre la Fed y el BCE

La Reserva Federal (Fed) ha aplazado la subida en el último año más por culpa de las dudas externas (especialmente el frenazo económico de China) que por las internas. También organismos internacionales como el FMI le pidieron prudencia. Le solicitaron que aguardara, para evitar así sacudidas en los mercados globales que podían perjudicar especialmente a los países emergentes, muy dependientes de la financiación en la divisa estadounidense.

Pero la medida estaba ya muy descontada. “Una vez el mercado interiorice que la Fed será muy gradual, la ansiedad debería disiparse y el mercado de valores responderá a otros elementos, el interés de los bonos a corto plazo debería subir en línea con lo que haga la Fed. Pero los bonos de vencimientos más largos deberían cambiar menos, ya que estos se ven más influenciados por factores globales, y a no ser que mejore el crecimiento mundial, la rentabilidad de los bonos de largo plazo seguirá probablemente baja”, opinaba Roberto Perli, jefe del área de política monetaria de la compañía de análisis independiente Cornerstone Macro, un par de días antes de confirmarse la medida anunciada este miércoles por la Fed.

El analista también le quita hierro a la divergencia de políticas monetarias entre Estados Unidos y Europa, que tardó en apuntarse a la gran oleada de estímulos: la mencionada expansión cuantitativa o compra de bonos. “La Fed y el Banco Central Europeo llevan desacoplados más de un año, así que, aparte de una ansiedad inicial, creo que vamos a ver una continuación de lo que hemos estado viendo hasta ahora”, apunta. A su juicio el origen de posibles sobresaltos no está ahí: “Si los mercados cambian drásticamente será más debido a causas como China, los países emergentes, el crecimiento mundial, o el petróleo, que a la Fed o al BCE”.

El listado de riesgos que cita Perli, y que comparten la mayor parte de analistas, es tan largo que se entiende por qué la Fed ha frenado este año la subida de tipos más debido a factores externos (China y el débil entorno global) que internos, y por qué de hecho el contexto internacional está cada vez más presente en sus comunicados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >