Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Santander supera las pruebas de resistencia del Banco de Inglaterra

El resto de grandes británicos también las aprueban, pero RBS y Standard Chartered aparecen como los peor capitalizados

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney Ampliar foto
El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, durante la comparecencia de este martes. REUTERS

Los siete grandes bancos británicos (Santander UK, HSBC, Barclays, Lloyds, Nationwide, RBS y Standard Chartered) han aprobado este martes las pruebas de resistencia que realiza el Banco de Inglaterra. Aunque dos de ellos —RBS y Standard Chartered— no cumplen los requerimientos de capital del instituto emisor en el escenario más adverso, el regulador bancario considera que, tras las acciones acometidas y previstas por las entidades, no es necesario que remitan un nuevo plan de recapitalización. Los bancos analizados representan el 80% del sector en Reino Unido.

Según el comunicado publicado por el Banco de Inglaterra, las mayores entidades financieras británicas están suficientemente preparadas para hacer frente a un "escenario de estrés global severo" que afectase directamente a la economía de Reino Unido, como un desplome de la economía china o una nueva crisis financiera global como la acontecida en 2008.

La filial británica del primer banco español por capitalización y activos, el Santander, aparece en las pruebas de resistencia con un nivel de capital CET1 del 11,7%, ligeramente por debajo del 12,2% de la media de las grandes entidades financieras de Reino Unido. En el escenario más adverso, que contempla una recesión global y un desplome aún mayor del precio del crudo —hasta los 38 dólares por barril de Brent, frente a los 42 actuales—, Santander lograba un ratio del 9,5%. Esta cifra es superior al 7% de HSBC, al 6,8% de Barclays y al 5,9% y 5,1% de RBS y Standard Chartered, las entidades que peor lo pasarían en este supuesto.

Colchón extra de capital

Tras los parabienes a las entidades financieras analizadas llegan los avisos. El Banco de Inglaterra exigirá a los bancos británicos un colchón adicional de capital de 10.000 millones de libras esterlinas (14.200 millones de euros al cambio actual) a medida que la economía entra en una "fase de normalidad" tras la crisis financiera global. Al entrar en este nuevo periodo, el instituto emisor volverá a activar el denominado "colchón de capital cíclico", que exige a los bancos un 1% adicional, y se dispone a poner en marcha en los próximos meses nuevos requerimientos para la gran banca británica.

El Banco de Inglaterra también sopesa elevar ligeramente (hasta el 13,5%, frente al 13% actual) el nivel de capital Tier1 que exigirá a las grandes entidades financieras en 2019. Ese año entrará en vigor la totalidad de la nueva normativa internacional sobre capitalización del sector.

El instituto emisor sostiene que las condiciones de crédito se han recuperado en Reino Unido y los bancos han vuelto a prestar, pero ha advertido de que los mayores riesgos actuales vienen de la mano de un aumento en los tipos de interés —la Reserva Federal se prepara ya para aumentar el precio del dinero en diciembre, aunque en Europa el alza de tipos aún parece lejano— y de un frenazo mayor de las economías emergentes. "Tras la crisis financiera global se entró en un periodo de aversión al riesgo, pero el sistema financiero ha salido ya de esa fase", apunta el Banco de Inglaterra en el comunicado.

Más información