Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El superávit eléctrico de 2014 permitirá bajar la luz un 1% en enero

El excedente alcanzado, por primera vez tras 15 años consecutivos de déficit, se eleva a 550,3 millones de euros

Torres de la luz.
Torres de la luz. EL PAÍS

El Gobierno estará en condiciones de bajar el precio de la luz en enero en torno al 1% para consumo doméstico y del 0,7% el industrial. El sistema eléctrico acabó 2014 con un superávit de 550,3 millones de euros, según la liquidación definitiva aprobada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Esa cantidad se destinará a reducir el déficit. Esto permite bajar los pagos por capacidad de 2016, lo que repercute en los peajes que fija el Gobierno, en torno al 2%. Como representa el 55% en la factura, el reflejo definitivo rondará el 1%.

Se acabó el déficit de tarifa y trae buenas noticias para el consumidor y, sobre todo, para el Gobierno, que poco antes de las elecciones va a poder anunciar una bajada de la luz. Los 550,3 millones de superávit son los primeros después de 15 años consecutivos de déficit de tarifa y de haber acumulado un total de 27.000 millones.

El saldo favorable de 2014 supera en 1.014,8 millones el desajuste entre ingresos y costes que se había registrado en la liquidación provisional. La diferencia citada se debe, según la CNMC a dos factores: se han contabilizado 440 millones de la aplicación del canon por la utilización de las aguas continentales para producir energía. Y, además, se han contabilizado 527 millones por reliquidaciones.

En principio, la desaparición del déficit supondrá un alivio para el sistema, y aunque en principio no afecta directamente al recibo de la luz, ya que no se puede bajar los peajes (suponen en torno al 55% de la factura) hasta que el sistema absorba la deuda total de 27.000 millones, sí permite reducir los presupuestos de gastos previstos para 2016 en la misma cantidad que el superávit.

Es decir, permite bajar la parte de la factura correspondiente a los costes regulados (transporte, distribución, primas renovables, pagos por capacidad o costes extrapeninsulares, entre otros) y que se refleja en los peajes. La otra es la correspondiente al coste de generación de la energía que se fija con criterios de mercado. Como la reducción es del 2%, la repercusión final rondará el 1% para los hogares y de alrededor de 0,7% para las industrias, según fuentes ministeriales.

La demanda se ha situado en 231.897 GWh, lo que supone un 1,2% menos de lo previsto. No obstante, la demanda de los consumidores conectados en baja tensión (domésticos, talleres, pequeñas oficinas, bares, etc.) ha disminuido un 5%, aunque ha quedado parcialmente compensada por el aumento de la demanda de empresas de mayor tamaño y grandes consumidores (media y alta tensión) de un 2,2%.

La CNMC destaca que las pymes han ajustado la potencia contratada para reducir la factura. Así, los ingresos procedentes de baja tensión con potencia superior a 15 kW se han reducido un 17% y los procedentes de media tensión se han reducido un 10%. Este cambio de hábitos, junto a la disminución de la demanda en baja tensión, explica que los ingresos regulados hayan resultado 734 millones inferiores a lo previsto para el conjunto del año. Los ingresos por peajes de acceso de la Liquidación definitiva de 2014 ascendieron a 14.226 millones de euros, un 4,9% menos de lo previsto inicialmente para el conjunto del año (14.960 millones).

Por su parte, los costes regulados se han situado en 16.639 millones de euros, 1.563 millones menos de lo previsto inicialmente para el ejercicio (18.202 millones). Esto se debe a diferentes factores como la retribución específica a renovables (6.775 millones, un 11,2% inferior a lo previsto), la aludida reliquidación (527 millones), la retribución de los sistemas no peninsulares (-170 millones, un 19% inferior a lo previsto), un coste del mecanismo de resolución de restricciones inferior a lo previsto (-270 millones) y el impacto de la liquidación definitiva de 2011 (-59 millones).

Las instalaciones de producción de energías renovables, cogeneración y residuos han generado a lo largo de 2014 un derecho de cobro por su producción de 6.609 millones de euros. Dado que los ingresos del sistema eléctrico de 2014 han sido suficientes para cubrir los costes, se ha pagado a estas instalaciones la totalidad de lo devengado.