Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La SEC pide explicaciones a Telefónica por la caída continua de ingresos

La operadora justifica el descenso de rentabilidad entre 2010 y 2014 por la regulación, las devaluaciones y la crisis

Fachada de la sede de Telefónica en Düsseldorf (Alemania)
Fachada de la sede de Telefónica en Düsseldorf (Alemania) EFE

La comisión de valores estadounidense (Securities and Exchange Commission o SEC) ha pedido explicaciones a Telefónica por la caída continúa de sus ingresos y resultados desde 2010 hasta 2014. El regulador, en una carta remitida a la multinacional española el pasado 24 de junio, le indica que además de la evolución negativa de los tipos de cambio que apunta la operadora, detalle las causas de esa tendencia y “las medidas específicas que está tomando para revertir los descensos”.

El regulador evalúa cada tres años las cuentas de las empresas cotizadas en Wall Street 

“Observamos que sus ingresos consolidados han disminuido cada año desde 2010 hasta 2014, y también una tendencia general a la baja en varias de sus otras partidas de los estados financieros (resultados de explotación, resultado del ejercicio y flujo de caja neta). Aunque usted arguye el efecto que los tipos de cambio han tenido sobre sus resultados operativos y la situación financiera en los últimos años (por ejemplo, 2013 versus 2014), debe ampliar su argumentación acerca de abordar las tendencias adversas a largo plazo y las medidas específicas que está tomando para revertir los descensos”, señala la SEC en la carta. El regulador evalúa cada tres años las cuentas de las empresas cotizadas en Wall Street y les hace una serie de apreciaciones.

Telefónica no ha tardado en contestar a esta última misiva. En su respuesta por escrito, con fecha 9 de julio pasado, el grupo que preside César Alierta apunta cinco razones que han contribuido a una tendencia general a la baja en algunos de los indicadores clave de la rentabilidad de Telefónica durante el período 2012-2014: las devaluaciones, la venta de activos, el cambio de hábitos de consumo, la regulación y la mala situación económica.

Asimismo, la operadora argumenta que el cambio de hábitos de consumo ha dado lugar a una menor demanda de telefonía fija y los servicios móviles de voz y a una mayor demanda de datos móviles, como ver vídeos y navegar por Internet en un teléfono inteligente, “pero no a un ritmo suficiente para compensar la disminución de fijo y los ingresos de voz móvil en una serie de mercados clave de Telefónica”.

Demasiada regulación

La carta, firmada por el director financiero Miguel Escrig, recuerda a la SEC que “el negocio de Telefónica está muy regulado”, lo que afecta a sus ingresos e impone costes en sus operaciones. Pone como ejemplo las tarifas mayoristas que cobra por las llamadas recibidas desde las redes de otras compañías ya que desde el regulador se han promovido políticas que permiten el acceso a las redes de los operadores alternativos

Telefónica reconoce que estos hechos han contribuido a una tendencia general a la baja en algunos de los indicadores clave de rendimiento de Telefónica durante el período 2012-2014, como la disminución de los ingresos del 19,2%, del resultado de explotación o del beneficio de un 19,7%, un 35,2% y un 26,1%, respectivamente, entre los ejercicios de 2012 y 2014.

En este contexto, la operadora asegura que ya ha tomado varias medidas destinadas a transformar su negocio con el fin de volver a un “crecimiento rentable y sostenible” mediante el fortalecimiento de su modelo de negocio, la mejora de su posición competitiva,

En primer lugar, ha desarrollado paquetes de servicios –fijos, móviles, datos y banda ancha- como parte de una transformación digital de todo el grupo, de la mano de tecnologías como la fibra en fijo y el LTE (4G) en móvil. En este sentido, ha aumentado significativamente su número de accesos basados en datos, incluyendo 61,5 millones de nuevos planes de datos, 1,8 millones de accesos de TV de pago y de 1,5 millones de fibra durante el período 2012-2014.

Mercados clave

También apunta que ha reforzado su posición competitiva con la consolidación en mercados clave como Alemania (con la adquisición del E-Plus), Brasil (compra de GVT) y España (Canal +), junto con desinversiones recientes en los mercados no estratégicos (O2). También asegura que simplificado sus ofertas comerciales (Fusión); la modernización de sus procesos y el recorte de costes comerciales y de atención al cliente, gracias al aumento de su externalización de funciones de apoyo.

Por último, Telefónica confía en que se beneficiará de la recuperación del crecimiento del PIB en Europa, que comenzó en 2014, así como el potencial de aplicación de la Comisión Europea del recientemente anunciado paquete de mercado único digital.