Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Campofrío recibirá 313 millones del seguro por el incendio de Burgos

La compañía cierra un acuerdo con las aseguradoras sobre las indemnizaciones

Vista del incendio en la planta de Campofrío en Burgos, en noviembre de 2014. Ampliar foto
Vista del incendio en la planta de Campofrío en Burgos, en noviembre de 2014. EFE

Campofrío acaba de cerrar un acuerdo con las entidades aseguradoras sobre la indemnización por el incendio de su planta en Burgos, hace casi un año. En virtud de dicho acuerdo, que ha sido expuesto a los analistas por su director financiero, Paulo Soares, la compañía recibirá un total de 243,8 millones por los daños, incluida la pérdida de existencias, y otros 68,9 millones para cubrir el lucro cesante por la interrupción de la actividad. El acuerdo tendrá un impacto muy favorable en los resultados de Campofrío y permitirá seguir la construcción de la nueva fábrica, que la empresa prevé acabar a finales de 2016.

Las llamas redujeron a cenizas la fábrica de Campofrío en Burgos el 16 de noviembre de 2014. Menos de un año después, la compañía ha cerrado el acuerdo con sus aseguradoras. Campofrío alabó el “espíritu cooperativo” que han mostrado las entidades aseguradoras en la conferencia que ofreció a analistas de Bolsa hace unos días. La empresa cárnica recibió 73 millones de euros ya el año pasado, pero era sólo un adelanto de lo que le correspondía por el siniestro. Finalmente, recibirán 243,8 millones por el incendio y todo el producto que se perdió entonces y otros 68,9 millones por lo que han dejado de ganar en este periodo sin actividad.

Campofrío, propiedad del grupo mexicano Sigma, no cotiza en Bolsa pero tiene en el mercado bonos de deuda, por lo que hasta ahora todavía ha celebrado trimestralmente reuniones con especialistas de Bolsa. “Creemos que el acuerdo es muy favorable para la compañía y mitigará sustancialmente todos los costes y los impactos tras las pérdidas”, señaló el responsable financiero, Paulo Soares.

En sus cuentas anuales, Campofrío señalaba que las pólizas de seguros le permitirían “cubrir la totalidad del valor de reposición de una nueva fábrica con una capacidad equivalente a la anterior”. La cantidad que recibirá de las aseguradoras, 313 millones, es superior a lo que va a costar la nueva planta burgalesa, que levanta en la misma parcela donde ardió la antigua. La compañía calculó en septiembre que la inversión total para levantar la fábrica y ponerla en funcionamiento en 2016 será de 225 millones. Esa diferencia se debe a que las pólizas cubrían la reconstrucción, pero además las pérdidas de existencias y el parón en la actividad.

La compañía tiene una web donde informa en exclusiva de los avances de las obras y la semana pasada anunció que, tras los cimientos de hormigón, ya han comenzado a levantar la estructura.Una vez acabada, ocupará el equivalente a 12 campos de fútbol y tendrá una capacidad de producción de 101.400 toneladas al año. El pago de la indemnización, una vez restado el adelanto, será incorporado a las cuentas del último trimestre de la compañía, por lo que es previsible que se dispare el beneficio al final del año. El responsable financiero de la empresa señaló a los analistas que están “extremadamente contentos” con la gestión tras el accidente y celebró que en la empresa “ha trabajado como un verdadero equipo”, según Soares.

Las cuentas del incendio

En sus cuentas de 2014, Campofrío dio de baja los activos fijos de la fábrica incendiada por importe de 175 millones de euros, si bien acumulaban una amortización de 122 millones, de modo que el efecto neto en libros ha sido de 52,9 millones de inmovilizado. A eso se sumaron 13,5 millones de euros en existencias que se perdieron por el fuego y otros gastos de personal y servicios exteriores.

Las obras de la fábrica de Campofrío en Burgos. Extraída de la web en la que la empresa explica la evolución de las obras (www.fabricadeburgoscampofrio.com) ampliar foto
Las obras de la fábrica de Campofrío en Burgos. Extraída de la web en la que la empresa explica la evolución de las obras (www.fabricadeburgoscampofrio.com)

La empresa ha recibido adelantos de las aseguradoras de 143,9 millones hasta septiembre pasado, de los que la mitad se cobraron ya en 2014. El reparto de esa cifra es de 108,9 millones para ir cubriendo la reconstrucción de la fábrica, 10 millones por existencias y 25 millones por la interrupción el negocio, según ha explicado Campofrío a los analistas en su presentación. La contabilización es algo diferente en la cuenta de pérdidas y ganancias, en la que el impacto por ahora es de 128,3 millones.

En cuanto a la evolución de la empresa, hasta septiembre la compañía registró 1.418,4 millones de euros de ventas netas, un 0,5% más que en los nueve primeros meses del 2014, más otros ingresos (incluida parte de la indemnización) que elevan el total a 1.520 millones, con un crecimiento del 7%. Por regiones, los mayores crecimientos los registraron fuera de Europa. La empresa destaca la buena marcha en Estados Unidos. Por categorías, algunas han sufrido el impacto del incendio y la menor producción, pero han compensado con otras divisiones como la de comidas preparadas, que mejora el 44% (gracias sobre todo a las pizzas). También destacan las ventas de jamón curado, que crecen un 8,6%. Por países, en España destaca el crecimiento de la venta de salchichas (son dueños de la marca Oscar Mayer), de un 35,5%

Para final de año, señala Soares, Campofrío espera haber recuperado toda la cuota de mercado que tenía en las categorías afectadas por el incendio. Además, reconoce que los pagos de las aseguradoras tendrán un fuerte impacto positivo en sus cuentas. El año pasado en el último trimestre, justo antes de la campaña navideña, la compañía sufrió el impacto del incendio. Este año casi ha recuperado su posición de ventas precrisis. “Eso, junto a las indemnizaciones de las aseguradoras nos hará tener un buen ebitda (beneficio bruto de explotación)”, cree el director financiero.

La indemnización impulsa el resultado

Campofrío se ha apuntado en sus cuentas de los nueve primeros meses del año 96 millones de ingresos por el seguro. Eso ha permitido que el total de ingresos de enero a septiembre crezca un 7%, hasta 1.520 millones de euros y que el resultado bruto operativo (EBITDA) se dispare un 60,4%, hasta 168 millones.

Ese efecto positivo se traslada también al resultado de explotación (EBIT), que se duplica con creces al pasar de 52 a 118 millones. En cuanto al resultado neto, la empresa pasa de pérdidas de 3 millones a beneficios de 34,6 millones y eso tras absorber resultados extraordinarios negativos.

Tras el acuerdo con las aseguradoras para recibir 313 millones, Campofrío podrá apuntarse más ingresos en el cuarto trimestre del año que impulsarán aún más los resultados. Ya en 2014, la indemnización resultó decisiva para que el grupo mantuviese los beneficios.

Más información