Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Altos cargos del BCE se reunieron con la banca antes de tomar decisiones

Varios funcionarios se sentaron con el sector privado antes de lanzar el programa de compra de activos o de bajar los tipos de interés

Benoit Coeuré, miembro del comité ejecutivo del BCE, en 2014. Ampliar foto
Benoit Coeuré, miembro del comité ejecutivo del BCE, en 2014. Bloomberg

Altos funcionarios del Banco Central Europeo (BCE) se reunieron con banqueros y con ejecutivos de fondos de inversión días antes de tomar importantes decisiones de política monetaria, según ha revelado este martes el diario británico Financial Times. Uno de estos encuentros se produjo, incluso, solo unas horas antes de que se produjese una reunión clave para la eurozona, según una copia de los diarios de sesiones a la que ha tenido acceso esta publicación y que cubren las reuniones de seis miembros del máximo órgano de gobierno del Eurobanco en el periodo que va entre agosto de 2014 y agosto de este año. Desde hace un año, el BCE supervisa directamente las 130 mayores entidades bancarias de la eurozona.

La revelación llega en un momento en el que la lupa está puesta sobre los lazos entre bancos privados y comerciales y bancos centrales y menos de un año después de que el BCE lanzase una nueva normativa para regular la forma en la que sus miembros interactúan con el sector privado y, muy especialmente, con el mundo de las finanzas, que depende en gran medida de las decisiones que toma la entidad presidida por Mario Draghi.

Los documentos revelan que dos miembros del comité ejecutivo de la entidad que fija los tipos de interés de referencia en la zona euro, Yves MerschBenoît Coeuré (hombre de máxima confianza de Draghi), se sentaron a la mesa con ejecutivos del banco privado suizo UBS menos de 24 horas antes de la reunión de dos días del órgano de gobierno del BCE que se produjo los días 3 y 4 de septiembre. Coeuré también se reunió con directivos del banco francés BNP Paribas en la mañana del 4 de septiembre, el día en el que el Eurobanco sorprendió con un nuevo recorte de los tipos de interés y anunció que empezaría a comprar activos privados para alejar el fantasma de la deflación. Además, el banquero galo se reunió con un gestor de fondos de BlackRock un día antes de la reunión del comité ejecutivo del BCE en la que se concretaron los detalles del programa de expansión cuantitativa (conocido en el mundo financiero como QE, por sus siglas en inglés) en marzo pasado. 

El caso de Coeuré es especialmente paradigmático: nunca ha trabajado en el sector privado y, precisamente por eso, su nombre surgió hace dos meses como uno de los favoritos para relevar al presidente del Banco de Francia y zanjar así el problema de los conflictos de interés, una de las grandes rémoras de la entidad gala.

El vicepresidente del organismo, Vítor Constâncio, y el economista jefe de la entidad, Peter Praet, se reunieron con Algebris, un fondo de inversión con sede en Londres, el verano pasado, en el punto álgido de la crisis griega. Ambos también se reunieron con Pimco y con BNP Paribas.

El Financial Times puntualiza que las copias de los diarios de sesiones publicados este martes han sido obtenidas valiéndose de la legislación europea de libertad de información y pone en relieve el "contraste" entre las pautas de actuación de los miembros del Banco de Inglaterra —que tienen prohibido hablar con medios de comunicación y miembros del sector financiero en la semana anterior a que se produzca una decisión de política monetaria— y los del BCE.

Tanto los miembros del comité ejecutivo del Eurobanco afectados por esta revelación como los responsables de UBS, BNP Paribas, Pimco, Algebris y BlackRock rehusaron hacer cualquier declaración al diario británico. En agosto, Coeuré afirmó en agosto no tener "absolutamente nada en contra" de la publicación de los diarios de sesiones. El viernes, el BCE afirmó que empezará a publicar estos documentos tres meses después de las reuniones del comité ejecutivo del ente.

Más información