Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una agencia ambiental china acusa a Coca-Cola de contaminar sus aguas

La policía detuvo durante varios días a un ejecutivo de la compañía por manipular datos

Una agencia ambiental china acusa a Coca-Cola de contaminar sus aguas
Botellas de Coca-Cola en Wheaton, Maryland. Reuters

Una agencia medioambiental del noroeste de China ha informado de que la policía ha detenido durante unas horas a un ejecutivo de la embotelladora de Coca-Cola en la provincia de Gansu, después de que encontraran pruebas de que la compañía falsificó datos sobre la contaminación de sus plantas.

En un informe publicado en su web, la oficina de Lanzhou de la agencia de protección medioambiental dijo que las autoridades han averiguado que Cofco Coca-Cola, con sede en Gansu, formada por la multinacional norteamericana y un gigante de la alimentación china, había manipulado los datos alterando la forma en que mide la contaminación de sus aguas residuales, una noticia que ha saltado este jueves a los medios locales.

Como respuesta a la falsificación de los datos, la policía detuvo a al menos uno de los ejecutivos de Coca-Cola durante cinco días a comienzos de este mes, según dijo en un comunicado la agencia medioambiental con sede en Lanzhou. Cofco Coca-Cola dijo en un comunicado que los indicadores de la compañía estaban registrando valores por encima de lo habitual, pero reconoció que no hizo nada para corregirlo, y dijo que llevaría a cabo una investigación interna para evitar futuros incidentes. "No toleraremos este tipo de conductas irregulares", dijo la empresa, que no identificó al ejecutivo detenido.

Las compañías establecidas en China están tratando de mostrar su preocupación por el medio ambiente después del endurecimiento de las leyes en el país asiático, medidas con las que quiere combatir las imágenes que muestran ciudades bajo nubes de humo y aguas y suelos contaminados.

China prohibirá la contaminación del agua por parte de fábricas de papel, refinerías de petróleo, productores de pesticidas y otras plantas industriales a finales de 2016 para hacer frente a la severa contaminación de las aguas fluviales, que afecta a un tercio de los principales ríos y al 60% de las aguas subterráneas del país. Las autoridades de Pekín ya multaron a principios de año a un proveedor de patatas fritas congeladas de McDonald's por contaminación del agua.

Más información