Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de los Ferrari del Rey que subasta Hacienda tiene dos roces

Los vehículos fueron un regalo de Emiratos Arabes Unidos a Juan Carlos I

El coche gris, que se vende por 5.000 euros menos, tiene según el informe de tasación 763 kilómetros y "un ligero roce en el lateral delantero izquierdo y en el lateral trasero izquierdo"

Uno de los Ferrari que Hacienda subastará este mes tiene, según el informe técnico de tasación, "un ligero roce en el lateral delantero izquierdo y lateral trasero izquierdo". El coche, de cuatro plazas y color gris plateado, uno de los dos Ferrari FF (F151) que recibió como regalo el Rey Juan Carlos I de Emiratos Árabes Unidos en 2011, presenta también un "ligero pellizco en la rueda trasera", y los neumáticos se encuentran "sin apenas desgaste".

Estos pequeños desperfectos, apenas visibles a primera vista, cuyo origen desconocen en Hacienda, unidos a los 763 kilómetros recorridos a bordo del Ferrari gris que recoge el informe de tasación son, presumiblemente, la causa de que el precio de este modelo sea de 345.000 euros, 5.000 euros inferior al del otro coche a la venta, un modelo idéntico de color negro sin desperfectos y que no ha circulado aún.

El pasado jueves, Hacienda informó a través del BOE de que los coches pueden ser inspeccionados por los interesados en el parque móvil del Estado entre el 19 y el 23 de octubre, y señaló que el plazo de presentación de ofertas estaría abierto hasta el 30 de octubre. Una semana después, el 6 de noviembre, se dará a conocer el ganador de la puja con la apertura de sobres. En la información remitida por Hacienda no se hacía ninguna referencia al kilometraje del coche ni a los pequeños desperfectos que indican el informe de tasación.

Los coches, matriculados a finales de septiembre de 2012, tienen una cilindrada de 6.262 centímetros cúbicos con 12 cilindros en V, nivel de emisiones Euro 5 y 486 caballos de potencia. El informe de tasación incluye también de forma más detallada el equipamiento básico y opcional de los dos coches, entre ellos se cita: una placa dedicada en plata, alfombras de equipaje de cuero, extintores de mano, ruedas deportivas de 20'' y acabado diamante, entretenimiento para asiento trasero, bandejas de cuero, sistema de sonido HIFI de alta potencia, cámaras frontal y de aparcamiento, volante coloreado, sintonizador de TV, pantalla para pasajeros y ventanas traseras de privacidad.

Los Ferrari fueron un obsequio del jeque Mohamed bin Rashid al Maktoum, primer ministro de los Emiratos Árabes, que los hizo llegar al Rey en noviembre de 2011, poco después de una visita del Monarca español al país para ver un Gran Premio de Fórmula 1 en el que Fernando Alonso fue segundo. El Rey Juan Carlos decidió donar el regalo a Patrimonio Nacional, que ahora lo ha cedido al Patrimonio de la Administración General del Estado para su subasta.

Más información