Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bancos catalanes atribuyen al fin de mes la demanda extra de efectivo

El supervisor asegura que es la "operativa normal" y que no tiene que ver con el 27-S

Fuentes del sector lo vinculan con el cobro de nóminas y pensiones y el puente de la Mercè

En la imagen, billetes de euros.  EFE
En la imagen, billetes de euros. / EFE EFE

Las entidades financieras catalanas han pedido más efectivo al Banco de España para cubrir un aumento de retirada de dinero en cajeros y oficinas. Pero fuentes del sector desvinculan esa petición del resultado de las elecciones autonómicas del 27-S, a la que las formaciones soberanistas -partidarios de una declaración unilateral de independencia de Cataluña-  concurren como favoritos, según los últimos sondeos.

"Es la operativa normal", afirma una fuente de una de las entidades, que relaciona el aumento de la petición de efectivo con la cercanía del fin de mes, cuando se pagan pensiones y nóminas. Un pago que se hace mediante transferencia bancaria, pero al que sigue un incremento en la retirada de dinero en efectivo en cajeros o sucursales, precisan en el sector. Además, añade esa misma fuente, los ciudadanos de Barcelona y el área metropolitana disfrutan estos días del puente de la Mercè, periodo festivo en el que también es habitual un aumento del gasto, y se saca más dinero de los cajeros.

Fuentes del Banco de España mantienen también que el aumento del envío de dinero en efectivo a Cataluña estos días para cubrir las necesidades de las entidades "entran dentro de lo normal". Y recalcan que el envío de remesas a los bancos es "una competencia exclusiva" del Banco de España, que decide "en función de las peticiones de las entidades" y "en el que no interfiere ninguna otra institución". "No hay trasfondo político, es como se opera habitualmente", añaden.

Polémica sobre el 'corralito'

A la posibilidad de que las entidades catalanas se quedaran sin dinero para atender las peticiones de retirada de sus clientes, después de una declaración unilateral de independencia -que, según las autoridades comunitarias, de llevarse a cabo, dejaría a Cataluña fuera de la UE y de la zona euro- se refirió el propio gobernador del Banco de España, Luis María Linde, esta semana. Primero afirmó que la necesidad de imponer un corralito, un control de capitales, en esas circunstancias, es una "posibilidad que existe, un riesgo", aunque "altamente improbable".

Tras las críticas de los partidos independentistas por lo que consideraron "amenazas", Linde matizó que era "casi imposible" que se necesitase un corralito al dar por hecho que una declaración unilateral de independencia no podría prosperar. Por su parte, las asociaciones que integran a los principales bancos (Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell o Banco Popular) publicaron un comunicado conjunto en el que advirtieron de los "riesgos" para la "estabilidad financiera" si la independencia de Cataluña aboca a una salida de la unión monetaria, en cuyo caso se replantearían su presencia en la comunidad.