Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El automóvil impulsa a niveles récord las exportaciones españolas

La caída del precio del petróleo permite reducir el déficit comercial

Automóviles para exportación en el puerto de Barcelona.
Automóviles para exportación en el puerto de Barcelona. Bloomberg

Las exportaciones españolas de mercancías subieron un 5,5% interanual en enero-julio de 2015 (3,9 puntos superior a la del mismo periodo del año 2014, 1,6%) y sumaron 148.630,8 millones de euros, según datos difundidos este lunes por el Ministerio de Economía y Competitividad. Las ventas españolas al exterior registraron así un nuevo máximo anual en el periodo enero-julio desde el inicio de la serie histórica (1971). En el mes de julio, las exportaciones españolas de mercancías aumentaron un 8,9% en términos interanuales, hasta los 23.507,9 millones de euros, nuevo máximo histórico mensual de exportaciones por encima del anterior récord de marzo de 2015 (23.218,3 millones de euros). En ambos casos, el principal motor de las exportaciones ha sido el sector del automóvil.

En julio, las ventas de automóviles y motos se dispararon un 33,9%, con lo que crecen un 24% en el acumulado de los primeros siete meses del año, gracias sobre todo a las ventas a a Francia, Reino Unido, Alemania y Turquía. El crecimiento de las exportaciones de componentes de automóvil es menor, de modo que el conjunto del sector de automoción eleva sus ventas al exterior un 26,9% en julio y un 19,3% en el acumulado de los primeros siete meses, hasta los 25.528 millones.

El crecimiento de las exportaciones acumulado por España está en línea con el de la Unión Europea (5,4%) y por encima del de la zona euro (4,9%). Comparando por países, entre las grandes economías de la UE sólo Alemania (6,8%) supera los resultados de España, que están por encima de los registros de Italia (5,2%), Francia (4,7%) y el Reino Unido (-2,0%). Fuera de la UE, el crecimiento acumulado de Japón (7,8%), contrasta con la caída del 5,4% de Estados Unidos.

Las importaciones, que alcanzaron un valor de 161.507,3 millones de euros, en términos interanuales avanzaron a un ritmo ligeramente inferior al de las exportaciones, un 4,5%, y se moderan respecto al año pasado, al aumentar 2,0 puntos menos, gracias principalmente a la caída de los precios del crudo.

Ese abaratamiento del petróleo es el que permite que el déficit comercial se haya reducido un 6,1% en el periodo enero-julio de 2015 en comparación con los mismos siete meses de 2014, hasta los 12.876,5 millones de euros.

Que el petróleo es el causante de esa reducción se observa al comprobar que el saldo no energético arrojó un superávit de 3.493,3 millones de euros (muy inferior a los 9.840,1 millones de euros del mismo periodo de 2014), mientras que el déficit energético se redujo sustancialmente, un 30,5%, hasta los 16.369,8 millones de euros.

Áreas geográficas

Las exportaciones dirigidas a la Unión Europea representaron el 64,6% del total del periodo (63,6% en el mismo periodo del año anterior) y aumentaron un 7,2% interanual; las dirigidas a la zona euro, 50,5% del total (50,0% en igual periodo de 2014), subieron un 6,5% interanual.

Así, la recuperación europea explica que aumentaran las ventas a todos nuestros principales socios: Alemania (7,3% de incremento), Francia (5,1%) e Italia (10,8%). Dentro del resto de la UE destaca el aumento de un 8,0% a Reino Unido.

No obstante, las exportaciones a países no comunitarios también crecieron en este periodo, aunque a un ritmo más moderado, del 2,6%. Esta demanda supuso el 35,4% del total (36,4% en igual periodo de 2014).

Destacó el crecimiento de las exportaciones a Oceanía (14,3%) y América (11,4%). Por países, destacan los aumentos de las exportaciones acumuladas en el año a Canadá (20,8%), Estados Unidos (13,0%), Chile (29,7%), México (24,5%), China (8,2%), Arabia Saudí (42,8%), Emiratos Árabes Unidos (20,9%), Egipto (28,5%) y Australia (19,7%).

Por comunidades autónomas, donde más crecieron las exportaciones en los siete primeros meses fue Aragón (21,6% interanual), seguida por Castilla-La Mancha y Balears (ambas con un 13,5%). En cambio, los mayores descensos interanuales se registraron en Cantabria (-11,4%), la Región de Murcia (-6,5%), Canarias (-3,7%) y Andalucía (-3,5%).