Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El crecimiento de la inversión se ralentiza en China

El Gobierno de Pekín admite la vía de privatizaciones parciales en empresas públicas

Fábrica de automóviles en Wuhan (China).
Fábrica de automóviles en Wuhan (China). Bloomberg

La producción industrial de China creció un 6,1% en agosto pasado con respecto al mismo mes de 2014. Los datos publicados ayer por la Oficina Nacional de Estadísticas de ese país son muy similares a los de julio (6%) y se quedan por debajo de la previsión de los analistas encuestados por Reuters (6,4%). En el caso de la inversión en activos fijos, clave en la economía china, la ralentización se refleja en la nueva muestra estadística: si hasta julio el avance anual se situaba en el 11,2%, en los ocho primeros meses del año se quedó en el 10,9%.

El dato oficial de las ventas comerciales en agosto fue mejor (10,8% en tasa anual, frente al 10,5% de julio), aunque encaja mal con otros datos relativos al consumo, como que el gigante Alibaba, que domina el pujante comercio online en el país asiático, acaba de revisar a la baja su previsión de negocio. O con que la asociación de fabricantes de automóviles informó de un descenso interanual del 3% en las ventas de agosto.

Estadística a estadística, el parón del crecimiento en la economía china se confirma, lo que pone en entredicho el objetivo de Pekín de lograr un avance anual del 7% en el PIB, que sería en cualquier caso el ritmo de expansión más lento en un cuarto de siglo. Buena parte de los expertos dan por hecho que habrá nuevos estímulos a la demanda (recorte de tipos) y la exportación (más devaluaciones del yuan).

Privatizaciones parciales

Las reformas también afectarán al enorme sector empresarial estatal. El Gobierno chino publicó ayer algunos detalles de esta reestructuración, que incluye privatizaciones parciales y planes para sanear e integrar algunas empresas estatales, dijo la agencia oficial de noticias china, Xinhua.

Los proyectos abordan la introducción de “propiedad combinada” al permitir la inversión privada. Para 2020 se esperan “resultados decisivos”, según Xinhua. El Gobierno no forzará la “propiedad combinada” ni establecerá un calendario, y dará a cada empresa la luz verde solo cuando las condiciones lo permitan.

El Ejecutivo chino administra 111 empresas centralizadas, mientras que los Gobiernos locales manejan cerca de 25.000. El sector emplea a casi 7,5 millones de personas.