Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El iPhone 6 castiga las ventas y el beneficio de Samsung en España

Tras dos años consecutivos de récord de ventas, la facturación y los beneficios han caído con fuerza en 2014

El iPhone 6 fue el gran éxito de la telefonía móvil de 2014. El éxito de ventas que siguió al lanzamiento del modelo de Apple castigó a su gran rival en el segmento de alta gama, Samsung, que también ha sufrido la agresividad de nuevos competidores a precios más bajos. Esa dura competencia se dejó notar en las cuentas de la filial española, Samsung Electronics Iberia. Tras lograr dos años consecutivos de récord de ventas en 2012 y 2013, cuando la crisis estaba instalada en España, la facturación y los beneficios han caído con fuerza en 2014, pese al inicio de la recuperación económica.

La cifra de negocios de la principal filial española del grupo coreano Samsung cayó en 2014 un 16,3%, hasta 1.571 millones de euros. El resultado de explotación se redujo a 19,2 millones, prácticamente la tercera parte que el año anterior. Y el beneficio neto cayó un 60%, hasta 15,5 millones de euros. La plantilla aumentó un 5%, a 393 empleados.

La empresa atribuye la caída de las ventas al “difícil entorno en que la sociedad desarrolla su actividad”. Ha sido el segmento de móviles el que más ha sufrido, mientras que la compañía ha ido ganando cuota de mercado en televisión. Para este año, la filial española de Samsung espera retomar el crecimiento.

En su memoria, la empresa dice que pertenecer a un grupo que tiene la capacidad de desarrollar íntegramente los productos que comercializa la otorga una “ventaja competitiva”.

La filial española de Samsung actúa como distribuidor en virtud de un contrato en el que el precio de las transacciones se fija en función de unos costes estándar y un beneficio de explotación objetivo. De ese modo, factura sus ventas en España y paga el impuesto de sociedades por sus resultados. Las cuentas también recogen que la filial española de Samsung ganó a Hacienda en el Tribunal Supremo un pleito de 1,1 millones de euros (intereses incluidos) por el impuesto sobre la renta de no residentes en relación con las retenciones soportadas en concepto de cánones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información