Los relojes suizos pierden mercado tras la aparición del Apple Watch

Las exportaciones de aparatos del país helvético sufren en julio su mayor caída desde 2009

Uno de los modelos electrónicos de Swatch, el pasado marzo.
Uno de los modelos electrónicos de Swatch, el pasado marzo.REUTERS

Las exportaciones de relojes suizos sufrieron en julio su mayor caída mensual en cinco años por la reducción de pedidos desde Asia y coincidiendo con la puesta a la venta del nuevo reloj de Apple. La aparición del Apple Watch es la última gran preocupación para la industria suiza, ante la posibilidad de que los comercios reduzcan sus pedidos por la creciente popularidad del nuevo aparato de la compañía estadounidense, que compite en un rango de precios similar al de los relojes suizos.

Más información
El reloj suizo no teme a Apple
China da por acabado el ajuste del yuan tras una tercera devaluación
El Apple Watch sale a la venta en España entre 419 y 18.400 euros
Swatch reta a Apple con un reloj inteligente y de bajo coste

Los envíos al exterior bajaron un 9,3% a 1.900 millones de francos suizos (1.771 millones de euros), el peor descenso desde noviembre de 2009, según los datos publicados este jueves por los productores de relojes suizos. Las ventas a China se hundieron un 40% frente al aumento del 49% que registraron en julio de 2014, mientras los envíos a Hong Kong cayeron un 29% y a Corea del Sur un 20% por el menor número de turistas chinos que visitaron el país ante los temores desatados por un virus. Estas caídas, acrecentadas por la apreciación del franco suizo respecto a la mayoría de divisas mundiales, se compensaron parcialmente por el crecimiento de las exportaciones al resto de países europeos.

"La caída de las exportaciones a China quizá parezca impactante a primera vista, pero hay que tener en cuenta que se comparan con la cifra de julio del año pasado, excepcionalmente alta", señaló Rene Weber, analista del Banco Vontobel AG, con sede en Zurich. "Los turistas chinos viajaron más por Europa en un periodo de gran fortaleza del turismo europeo, y compraron allí más relojes suizos", añade Weber como uno de los motivos de que las exportaciones a Europa hayan crecido frente a la caída china.

La industria del reloj suiza se ha visto presionada en la zona desde 2012, cuando el Gobierno chino inició un férreo control del gasto de sus funcionarios para evitar el derroche de recursos públicos. A ello se añadió la ola de protestas políticas que paralizaron parte de Hong Kong el año pasado, el lugar donde la clase pudiente china adquiere artículos de lujo como joyería y relojes pagando menos impuestos que en el resto del país.

La reciente devaluación del yuan es la última medida que puede impactar las ventas de relojes suizos en el país, debido a su mayor precio en yuanes y a la pérdida de poder adquisitivo de los turistas chinos que salen al exterior. El precio de los relojes profundizó en su descenso a un rango de entre 180 y 470 euros, una bajada del 15%.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS