Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcampo reduce sus ventas en España por sexto año consecutivo

El beneficio de los hipermercados bajó el 0,4%, hasta los 54,8 millones de euros

Una mujer realiza la compra en un hipercado de la cadena Alcampo
Una mujer realiza la compra en un hipercado de la cadena Alcampo

La cadena francesa de hipermercados Alcampo redujo en 2014 sus ventas y su beneficio en España con respecto al ejercicio anterior. Aunque la bajada interanual es ligera, es el sexto ejercicio consecutivo en el que la facturación del grupo retrocede. En concreto, a lo largo del año pasado registró ventas por valor de 3.125 millones de euros, 14 millones menos que en 2013. En cuanto al beneficio, bajó el 0,4%, hasta los 54,8 millones de euros.

El grueso de la facturación de Alcampo en España llegó por la venta de mercancías (3.016 millones), que se redujo el 0,5%. En cuanto a la prestación de servicios, aportó a sus cuentas 108 millones, un 2,8% más. La compañía señala que a lo largo del ejercicio su objetivo principal era sostener una política de descuentos agresiva. Precisamente esta competencia en precios es a lo que achaca parte del retroceso de su negocio. Han reducido su margen comercial del 20,25% al 20,16% en un año.

Pese a los esfuerzos en promociones, Alcampo no logra recuperar la cifra de negocio de la que disfrutaba antes de la crisis económica y la reducción brusca del consumo de los españoles. Los compradores comenzaron a partir de 2010 a abandonar los hipermercados en favor de visitas frecuentes a supermercados. En 2008 la facturación de Alcampo era de 3.474 millones de euros, un 11,2% más que el pasado año. Su beneficio alcanzó los 97 millones, un 76% más que ahora.

Menos inversiones

La cadena de hipermercados redujo también levemente el año pasado sus gastos de personal (desembolsó 290 millones de euros, un millón menos que en 2013). En parte, se debe a la bajada en su plantilla media: en 2014 tuvo 9.853 trabajadores, frente a los 10.718 de un año antes. También ha reducido sus inversiones de un año a otro, desde los 51,6 millones a los 46,9 millones, pese a que señala en su informe que a lo largo del ejercicio ha realizado obras de mejora en muchos de sus centros.

Tras encadenar seis años de menores ventas, Alcampo no tiene intención de replegarse en España. De hecho, señala sus planes de abrir “nuevos hipermercados en los próximos años, con el objetivo de seguir ganando cuota de mercado”. También advierte de que su política “seguirá siendo agresiva en cuanto a precios”, para mantener “competititvidad en el mercado de la distribución”.

La cuota de mercado de Alcampo es actualmente del 2,7%, lo que la convierte en la sexta cadena de distribución de España, según la consultora especializada Kantar Worldpanel. El ránking que elabora lo encabeza Mercadona, con más del 22% de cuota.