Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alibaba vende y gana más pero no convence a Wall Street

La compañía china anuncia un programa de recompra de acciones por valor de 4.000 millones de dólares para aupar el precio de sus títulos

La mayor compañía mundial de comercio electrónico, la china Alibaba, se anotó un nuevo récord de ventas durante el segundo trimestre del año pero su crecimiento se ralentizó a un ritmo al que los inversores no están acostumbrados. Entre abril y junio la empresa facturó 3.265 millones de dólares (2.922 millones de euros), un 28% más con respecto al mismo periodo del año anterior, y registró unos beneficios operativos (sin contar extraordinarios) de 1.532 millones de dólares (1.371 millones de euros), un 30% más.

Las expectativas de los analistas, sin embargo, eran mayores para un gigante que en los últimos tres años ha aumentado sus ventas trimestrales a un ritmo medio del 56%. En un comunicado, Alibaba sostuvo que sus ingresos habrían sido superiores de no ser por la transferencia de su negocio bancario a la matriz de Alipay y por la suspensión de la venta de boletos de lotería a través de la web. La compañía sufre también la saturación del sector en las grandes ciudades chinas y la competencia de otras plataformas, como jd.com. Las acciones de la compañía en Wall Street cedieron más de un 5% en los primeros minutos de la sesión tras conocerse los resultados.

Por primera vez más de la mitad de los ingresos en China procedieron de operaciones por móviles

En los últimos tres meses, el volumen total de transacciones que manejó la compañía superó los 109.000 millones de dólares. El número de usuarios activos mensuales durante el último año llegó a los 367 millones, 17 más que a finales de marzo. Por primera vez en la historia más de la mitad de los ingresos en China procedieron de operaciones realizadas a través de dispositivos móviles. El gigante asiático sigue siendo la principal fuente de ingresos gracias al éxito de sus portales Taobao.com y Tmall.com, que aportaron un 78% del total de los ingresos. En el ámbito internacional, la compañía mantuvo su liderazgo en mercados como Rusia o Brasil, pero sufrió por los problemas económicos que padecen ambos países y la depreciación de sus divisas.

"Nuestras prioridades estratégicas son la internacionalización, la penetración en los dispositivos móviles, la expansión de nuestro ecosistema de las ciudades a los pueblos y la inversión en tecnologías clave que impulsen nuestro negocio de computación en la nube", aseguró en el comunicado el consejero delegado de Alibaba, Daniel Zhang. En este sentido, la compañía anunció el fichaje hace unas semanas de Michael Evans, anterior socio de la firma de inversión Goldman Sachs, para que se haga cargo de su expansión internacional. Durante los últimos tres meses, la empresa siguió extendiendo sus tentáculos en China hacia sectores que no lidera con la adquisición, por ejemplo, de una participación del 19,99% en la cadena de electrónica de consumo Suning. También aceleró sus acuerdos con numerosas marcas extranjeras para que ofrezcan sus productos en sus plataformas. El Real Madrid lanzó su tienda en línea en tmall a finales de julio y la cadena de grandes almacenes estadounidense Macy's hará lo propio próximamente.

A punto de cumplir su primer año en Wall Street y tras una salida a Bolsa que rompió todos los récords de recaudación, el precio de sus acciones ha descendido de forma significativa. Empezó a cotizar cerca de los 94 dólares por título y llegó a alcanzar un máximo de 120 dólares mes y medio después. Desde entonces su valor ha bajado hasta situarse en alrededor de los 80 dólares. Para contrarrestar esta tendencia, la empresa ha anunciado un programa de recompra de acciones durante los próximos dos años valorado en 4.000 millones de dólares.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información