Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caídas cercanas al 3,5% en algunas de las principales Bolsas europeas

El Ibex 35 cede el 2,44% al cierre en una jornada teñida de rojo en los mercados

Pantalla con información bursátil en Tokio, este miércoles.
Pantalla con información bursátil en Tokio, este miércoles. EFE

La nueva devaluación de la moneda china ha tenido un efecto inmediato en las Bolsas. El Banco Popular de China ha rebajado este miércoles otro 1,62% el tipo de cambio de referencia del yuan con respecto al dólar, después de que ayer lo hiciera en un 1,9%, lo que ha provocado que se prolonguen las caídas de ayer. El Ibex 35 ha perdido el 2,44% en una jornada de descensos generalizados en Asia y Europa, con Wall Street recuperando terreno y moderando sus caídas al entorno del 0,5% después de haber perdido casi el 2% en los primeros compases.

Las Bolsas europeas han cerrado en rojo tras la segunda devaluación en 24 horas. El índice DAX alemán, que agrupa a las 30 mayores empresas del país germano, se sitúa entre las principales damnificadas de las grandes Bolsas del continente, con una bajada del 3,27% similar a la del principal índice bursátil francés, el CAC 40, que cayó un 3,40%. El FTSE 100 británico registró el mejor comportamiento limitando las caídas al 1,4%.

China lleva semanas sacudiendo los mercados internacionales. Primero fue por las vertiginosas bajadas de sus Bolsas y esta semana, a cuenta de su moneda, el yuan. Las dudas sobre los efectos que la ralentización de la economía asiática pueden ejercer sobre los mercados se agudizaron a comienzos de julio, cuando una sucesión de caídas en los principales índices bursátiles del país llevó al Gobierno chino a intervenir inyectando liquidez y comprando títulos de grandes compañías estatales.

Ahora ha reformado su sistema de cálculo del tipo de cambio frente al dólar, porque cree que "no es totalmente coherente con las expectativas del mercado". El problema es que la fortaleza del yuan ha lastrado sus ventas al exterior, que han caído un 7,3% en los siete primeros meses del año en comparación con el mismo periodo del año anterior. Con una moneda más barata espera impulsarlas.

Antes de que se anunciara la nueva devaluación de la divisa china, con la que el Gobierno quiere insuflar nuevas energías al sector exportador, su gran motor de crecimiento en las últimas décadas, las Bolsas ya recogían la inquietud ante la intervención del yuan. La primera devaluación de la moneda, anunciada este martes, no sirvió para espolear las Bolsas chinas, con sus dos principales índices en rojo y con caídas superiores al 1%, mientras en Japón el Nikkei cayó al cierre el 1,58%.

El euro ha reaccionado con subidas cercanas al 1% y supera ya los 1,11 dólares, debido a que entre las posibles consecuencias de la inesperada intervención de la moneda china está el retraso de la subida de tipos en Estados Unidos por parte de la Fed, que los analistas descuentan para septiembre pero que podría prorrogarse para evitar que una excesiva fortaleza del dólar lastre al sector exportador norteamericano.

Más información