Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal de autobuses denuncia a BlaBlaCar por competencia desleal

La red social niega las acusaciones “porque no es un medio de transporte”

Varios usuarios de Blablacar en un trayecto en coche. Ampliar foto
Varios usuarios de Blablacar en un trayecto en coche. EFE

La red social BlaBlaCar informó ayer de que la compañía "no realiza competencia desleal" en el sector transportes. La plataforma digital respondió así a la patronal de transportes en autobús Confebús, que ha interpuesto una demanda contra Comuto Iberia y Comuto, SA, sociedades de capital francés que representan a Blablacar en España, por considerar que ejercen competencia desleal, según adelantó El Mundo.

La red social niega "tajantemente" las acusaciones y se defiende asegurando que BlaBlaCar "no es un medio de transporte sino una red social que conecta personas particulares que viajan hacia un mismo lugar compartiendo únicamente los gastos del viaje" por lo que señala, "no existe ánimo de lucro por parte de los usuarios".

La red social explica que "los conductores que realizan un determinado trayecto con asientos libres no ofertan un sistema de transporte, sino que desean ahorrar costes de un viaje que realizarían de todos modos, compartiendo gastos con los pasajeros".

La compañía muestra extrañeza por la demanda interpuesta por Confebús puesto que "en ningún otro país en el que opera BlaBlaCar —está presente en 19— se ha recibido ningún tipo de acusación similar".

Por su parte, Confebús acusa de competencia desleal a BlaBlaCar por incumplir las normas reguladoras y de gestión de los servicios de transporte entre particulares. Considera que utilizan una plataforma tecnológica con el fin de evitar la normativa de mediación en el transporte reguladora en España, ya que se precisa, según la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, una habilitación específica para la mediación en el transporte, "que en este caso no existe", según recoge Efe.

Por ello, no sólo se solicita la suspensión de la web, sino, que la empresa no pueda prestar el servicio de transporte (intermediación) que está ejerciendo a través de aquella, e igualmente que se le impida que los particulares presten servicio de transporte con sus propios vehículos sin tener licencia.