Adidas compra la aplicación Runtastic

El fabricante de ropa deportiva paga 220 millones por una de las 'app' líderes del sector

El fabricante alemán de ropa deportiva Adidas anunció este miércoles por la noche un acuerdo para adquirir la aplicación de fitness para dispositivos móviles Runtastic por 220 millones de euros. La empresa de las tres bandas subraya en un comunicado que esta adquisición, en línea con su plan de negocio estratégico, refuerza su "compromiso" de "inspirar y permitir a atletas de todos los niveles aprovechar el poder del deporte sus vidas".

Fundada en 2009 y con sede en la localidad austriaca de Pasching, Runtastic he registrado un "enorme crecimiento" en un periodo de tiempo muy corto. "Con más de 140 millones de descargas y alrededor de 70 millones de usuarios, Runtastic cuenta con una posición única y fuerte en el sector", añade Adidas en un comunicado. La aplicación deportiva está disponible en 18 idiomas.

Hasta ahora, el grupo editorial alemán Axel Springer era el principal accionista de Runtastic con un 50,1% del capital. También tenían una participación significativa el business angel austriaco Johann Hansmann y los fundadores de la empresa, Florian Gschwandtner; Alfred Luger; René Giretzlehner y Christian Kaar, quienes seguirán participando en la gestión de la compañía. 

Más información
Runtastic se renueva
Runtastic Orbit, pulsera para nómadas
Futbolistas de ocho años con agente
Adidas denuncia a Marc Jacobs por plagio
Las marcas de la Copa del Mundo
Adidas gana por goleada

A las 15.30, las acciones de Adidas repuntaban un 1% en la Bolsa de Fráncfort. Florian Gschwandtner, consejero delegado de la aplicación, confirma que la sede seguirá en Linz, Austria. Además, cuentan con oficinas en Viena y San Francisco. Tampoco habrá cambios con respecto a los empleados, 142, de 25 nacionalidades distintas. "Somos una entidad autónoma y seguimos siendo una marca independiente, nuestros planes también se mantienen igual. Simplemente tendremos más oportunidades juntos y estamos seguros que vendrán cosas muy buenas", insiste el directivo. El equipo fundacional seguirá liderando la aplicación y el desarrollo del negocio.

Gschwandtner, que se declara un fanático de la marca de ropa alemana, explica que los contactos comenzaron a primeros de 2015. "Su pasión por el consumidor y sus ganas de evolucionar hicieron el resto".

Runtastic cumplirá seis años en octubre, entre sus hitos más interesantes está que fueron rentables solo 20 meses después del estreno, gracias a su modelo de suscripción premium y la combinación de productos tecnológicos deportivos. Su último lanzamiento fue una pulsera de medición y análisis de actividad, el mismo campo que explota Fitbit, recién salida a bolsa. El directivo no cree que compitan directamente: "Claro que hacemos hardware, pero no nos quedamos en la pulsera, sino en un ecosistema más completo".

Es precisamente este campo el que quiere reforzar Adidas con la compra. A la gran base de datos de rendimiento y costumbres de los usuarios, se suma el conocimiento técnico de la startup austriaca. Aunque lo intentó con MiCoach, su comunidad fue abandonando hasta ser insignificante. Nike, líder del sector, no solo tiene acuerdos con Apple, sino que ya lanzó la FuelBand, una de las pulseras pioneras. En febrero, Under Armour, segunda marca deportiva en Estados Unidos, tras Nike, compró My FitnessPal y Endomondo por 512 millones de dólares, creando así la mayor comunidad deportiva online.

Adidas gana un 5,4% más y estudia alternativas para su negocio de golf

El fabricante alemán de prendas y material deportivo obtuvo un beneficio neto de 367 millones de euros en los seis primeros meses de 2015, un 5,4% más que en el mismo periodo de 2014, según ha informado este jueves. Las ventas netas de Adidas alcanzaron los 7.990 millones de euros, un 16,1% más que un año antes.

El incremento en la facturación es del 17,9% en el caso de la marca enseña de la compañía, Adidas, y del 15,1% en el caso de Reebok. Taylor Made, la marca del grupo Adidas especializada en golf, ingresó un 3,1% menos. Por áreas geográficas, Adidas vendió un 13,8% más en Europa Occidental, un 24,6% en Norteamérica y un 46,2% en China. En Latinoamérica el repunte fue del 13,5% y en Japón, del 3,9%. Por contra, su negocio en Rusia —un país afectado por las sanciones occidentales y asediado por la crisis económica— se desplomó un 32%.

Por otro lado, la multinacional de las tres bandas ha indicado que a raíz de las dificultades que afronta TaylorMade-Adidas Golf la compañía ha iniciado un cambio en su negocio de golf con el objetivo de mejorar las tendencias de precios, promoción y venta, así como de optimizar sus costes. "Adidas ha contratado a un banco de inversión con el propósito de analizar opciones de futuro para el negocio de golf de la compañía, en particular para las marcas Adams y Ashworth", ha reconocido.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS