Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hostelería y sanidad tiran del empleo y el paro baja en 74.028 personas

La Seguridad Social cuenta con 58.792 afiliados más durante el mes pasado

Los contratos indefinidos firmados suponen el 6,9% del total

Hostelería y sanidad tiran del empleo y el paro baja en 74.028 personas pulsa en la foto

El mercado laboral continuó mejorando en julio. La afiliación a la Seguridad Social creció en 58.792, un 0,34% respecto a junio. El aumento se debe, especialmente, al empujón de la contratación temporal en hostelería, la sanidad y el comercio. También el otro lado del mercado de trabajo, el del desempleo, dio buenas noticias: el paro registrado menguó en 74.028 personas inscritas en las oficinas de empleo. El lastre sigue en la inestabilidad de las contrataciones: de 1,8 millones de contratos firmados, el 6,9% eran fijos, según el Ministerio de Empleo.

Julio es un mes propicio para las contrataciones de la temporada alta de verano. Ramas de actividad como la hostelería, el comercio o la sanidad aumentan sus plantillas. Esto es lo que sucedió el mes pasado. La afiliación a la Seguridad Social en la hostelería aumentó en 54.389 cotizantes; la sanidad ganó 44.502 y en el comercio al por menor el incremento fue de 42.225 cotizantes, según divulgó este martes el Ministerio de Empleo. Las ganancias de afiliados fueron mayoritarias y solo educación y el sistema de cotización especial agrario tuvieron caídas significativas.

El saldo medio para la Seguridad Social en julio ha sido una ganancia de 58.792 cotizantes que elevó el número total hasta los 17,3 millones, un 3,4% más que en el mismo mes del año anterior. También fue positivo el dato desestacionalizado, aquel en los que se homogeneizan las cifras de cada mes para eliminar los altibajos propios de las temporadas turísticas o campañas agrícolas.

La otra cara del mercado laboral también arrojó buenos números: el paro registrado bajó en 74.028 trabajadores. Fue la mayor caída desde 1998 y dejó la cifra total en 4.046.276. Es la cifra más baja desde septiembre de 2010.

Los buenos datos laborales del mes pasado tienen el matiz habitual, especialmente en meses estivales: la inestabilidad del empleo creado. En julio se firmaron casi 1,8 millones de contratos, un 9% más que en el mismo mes del año pasado. La inmensa mayoría de ellos fueron temporales. Los fijos se quedaron en 123.839, un 6,9% del total, una tasa que se sitúa en un porcentaje del 6,9%, un porcentaje bajo, en línea con los julios de años inmediatamente anteriores.

Esto explica que con los datos de afiliación de la Seguridad Social desglosados por contratos se aprecie que cada más pese sobre el conjunto los trabajadores temporales y los empleados a tiempo parcial. Según estas cifras, en julio un 40,5% de los cotizantes ocupados del régimen general o tienen un contrato temporal o lo tienen a tiempo parcial o ambas cosas al mismo tiempo.

En consonancia con esta evolución, y dado que la relación es inversa, los trabajadores que integran el núcleo duro del mercado laboral (ocupados a tiempo completo) han retrocedido hasta representar el 48% del total.

Por comunidades autónomas, la caída de paro durante julio benefició especialmente a Andalucía, a Galicia y Cataluña. En la primera, la reducción fue de 19.319 desempleados; en la segunda, de 12.691; y en la última la reducción fue de 9.162. Tanto Andalucía como Cataluña son dos autonomías donde el turismo tiene importancia.

Caída en ambos géneros

El análisis por sexos y edades muestra que la reducción del paro fue generalizada. A finales del mes pasado las oficinas públicas de empleo registraban 43.555 hombres menos que al acabar junio y 30.473 mujeres menos. No obstante, lo que sí muestran las cifras agregadas es que la mejora del mercado laboral está beneficiando más a los hombres que a las mujeres. Hay 2,2 millones de trabajadoras en paro frente a 1,8 millones de trabajadores. Si la crisis y la destrucción de puestos de trabajo perjudicó principalmente a los hombres —el peso de la construcción en el desplome fue decisivo— ahora que ha llegado la recuperación, son ellos los que más terreno recuperan.

Por edades, también la caída del paro ha supuesto una bajada entre los mayores y los menores de 25 años. Entre estos últimos la reducción fue de casi 9.000 personas.

Subida “sólida” de la afiliación

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, sacó este martes pecho a la vista de los datos divulgados por su departamento. "El sistema sigue ganando afiliados a un ritmo sólido", apuntó. Por su parte, el responsable de Empleo, Juan Pablo Riesgo, echó las campanas al vuelo y afirmó: "Nunca antes se había reducido tanto el paro en un sólo año".

La portavoz socialista de Empleo, Mari Luz Rodríguez, en cambio, optó por la crítica: "El PP no aprende de los errores del pasado: volvemos a crear empleo en verano para destruirlo en otoño".

En la misma línea que Rodríguez apuntaron los sindicatos mayoritarios. CC OO señaló que el empleo creado en julio es claramente "estacional" y UGT lo definió como "precario, frágil y desprotegido".

CEOE calificó los datos de positivos y esperanzadores. No obstante, la gran patronal reclamó que "no hay que olvidar lo preocupante de las cifras de desempleo existentes".

Más información