Casi la mitad de cajeros cobrarán comisiones extra a los no clientes

En torno a 20.600 cajeros de Caixabank, BBVA y Banco Santander implantarán esta medida

cordon press

El acto de sacar dinero del cajero será, si el Banco de España no lo impide, cada vez más caro para los usuarios en la mayoría de oficinas bancarias. Las tres mayores entidades españolas, CaixaBank, BBVA y Banco Santander, han anunciado en las últimas semanas, por ese orden, la aplicación de una tarifa extra de dos euros a los clientes de otros bancos que utilicen su red de cajeros.

La comisión extra anunciada (de momento, de 2 euros en todos los casos) se unirá a la que ya pagaban los usuarios de tarjetas en prácticamente todos los bancos al sacar dinero de cajeros ajenos a su red, que va de 0,60 a 1,50 euros. Esa antigua comisión, que se paga a la entidad que emite la tarjeta, se mantiene. La novedad ahora es que los tres mayores bancos aplicarán un recargo a los clientes de otros bancos que les proporcionará nuevos ingresos, pese a mantener el mismo servicio.

Más información
La UE pide datos a La Caixa por la subida de comisiones de cajeros
El Santander también cobrará dos euros a los no clientes en sus cajeros
El BBVA cobrará dos euros por el uso de los cajeros a los no clientes
Cuáles son las comisiones bancarias más abusivas y cómo evitarlas

El cambio, si sale adelante en todos los casos previstos, significa que a partir de octubre habrá algún recargo en 20.632 cajeros españoles, el 44% del total. CaixaBank, con 9.683 cajeros, fue la primera en anunciar la medida, y cobra dos euros a los no clientes desde el pasado 24 de marzo. "Nos pareció lógico después de haber tomado otra decisión de invertir 500 millones en la renovación del parque de cajeros", defendió este viernes el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar. 

Hace una semana BBVA, cuyos cajeros también pertenecen a la red de cajeros Servired, anunció que seguía los pasos de CaixaBank e implantaría en septiembre el mismo recargo adicional de dos euros a los no clientes. Ante las críticas, el banco ha justificado este viernes la medida bajo el argumento de que su red compuesta por cerca de 7.000 terminales estará de este modo "más disponible" para los que sí son clientes y ha negado afán recaudatorio.

El último en sumarse a este cobro, y puede que no el último, fue el Banco Santander este jueves. Hasta que empiece a cobrar los dos euros extra a partir de octubre, el Santander cobra unos 0,60 euros de media a la entidad emisora de las tarjetas y al no cliente en función del efectivo que retire.

Otros bancos no aplicarán la tarifa

Bankia y Bankinter ya han confirmado que no cobrarán tasas adicionales (aunque sí mantendrán las tradicionales) y otras entidades incluso han ido más lejos contra la tarifa. Evo Banco anunció este lunes que devolverá la comisión de dos euros en todas las retiradas de efectivo iguales o superiores a 120 euros. Para ING la subida de comisiones bancarias es perjudicial para el consumidor, aunque destaca que en caso de que se implante la medida sus clientes podrán seguir sacando dinero en más de 20.000 cajeros de toda España.

Las entidades de la red Euro 6000 Abanca, Unicaja, Liberbank, Ibercaja y Kutxabank han manifestado su rechazo a que los no clientes abonen más por usar sus cajeros, mientras que otros como Banco Sabadell y Banco Popular no han confirmado aún que vayan a aplicar la nueva comisión. Este último ha confirmado este viernes que lo decidirá en septiembre.

Críticas de las asociaciones

El pago extra al que tendrán que hacer frente muchos de los clientes de otros bancos que no disponen de un cajero de su entidad en el momento en que desean realizar la retirada ha levantado suspicacias en asociaciones de defensa de los usuarios de banca como Adicae, que ha instado a los ciudadanos a rebelarse contra la medida.

La organización ha manifestado su satisfacción por la intervención del Banco de España para prohibir las comisiones, aunque ha criticado que haya "obviado cualquier tipo de sanción a las entidades implicadas y tampoco haya exigido la devolución a los consumidores de las cantidades que los cajeros de CaixaBank han cobrado hasta ahora".

En la misma línea se ha pronunciado Facua, que ha reclamado multas proporcionales al beneficio extra que reporta cobrar dos veces por un único servicio. Por su parte, UCA-UCE ha pedido al Banco de España que frene "enérgicamente" el cobro de comisiones a los no clientes y ha recordado que un doble cobro por un único servicio supondría algo "absolutamente contrario" a la ordenación contemplada en la Unión Europea. Un criterio que comparten otras entidades como Ausbanc.

Sobre la firma

Álvaro Sánchez

Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS