Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vodafone plantea un ajuste de 1.300 empleados en España

Los despidos afectarán en un 60% al personal de la antigua Ono y al 21% de la plantilla total de la operadora

Un hombre consulta su teléfono junto a una tienda de Vodafone.
Un hombre consulta su teléfono junto a una tienda de Vodafone.

Vodafone ha comunicado este martes a los representantes de los trabajadores en España la apertura de un proceso de despido colectivo que afectará a un máximo de 1.300 empleados, el 21% de la plantilla, y les ha convocado para iniciar el próximo 1 de septiembre el periodo de consultas, debido al excedente de personal que se produjo tras la compra de Ono, informó la empresa en un comunicado.

En los planes iniciales, se estima que los despidos afectarán en un 60% a personal de la antigua Ono (780 empleados) y el restante 40% a plantilla de la matriz Vodafone (520 trabajadores). El ajuste está en la parte media de la horquilla que reconoció informalmente la compañía en diciembre, después de que se concretara la compra del Ono, aunque nunca anunció oficialmente el tamaño del ERE.

Este ajuste se suma al que sufrió Vodafone en 2013 cuando la compañía pactó con los sindicatos un ERE que afectó finalmente a 620 trabajadores, cifra que entonces suponía el 14% de la plantilla de la operadora. A su vez, Ono aplicó un ERE que afectó a 988 trabajadores en 2009.

El proceso de consolidación que está viviendo el sector de las telecomunicaciones se está traduciendo en fuertes pérdidas de empleo. El próximo gran ajuste se espera en Orange, una vez que formalice su integración con Jazztel, y que afectará a 400 personas, además de las bajas que ya se están produciendo en la plataforma de call center de Jazztel. También se espera una reestructuración en los operadores de cable norteños, una vez que culmine la compra de la gallega R por la vasca Euskaltel.  También se temen importantes bajas en Telecable, tras ser adquirida por el fondo británico Zegona con vistas a una futura venta a medio plazo.

Las negociaciones se abrirán el 1 de septiembre 

Empresa y sindicatos iniciarán las negociaciones en Vodafone el 1 de septiembre, y se prolongarán durante un mes, con el fin de fijar las condiciones, los criterios de aplicación y el calendario de ejecución.Vodafone ya ha expresado su deseo de que se llegue a una solución pactada con los representantes de los trabajadores.

Caída de ingresos

Entre los motivos que alega Vodafone para el despido colectivo se incluyen, además de las redundancias generadas por la integración con Ono. la caída de ingresos y del resultado bruto de explotación (Ebitda) de ambas compañías en los últimos años, acompañada de una fuerte inversión en redes de nueva generación, que exige mayores niveles de eficiencia, según el comunicado de la operadora.

Para la empresa, el ajuste de plantilla es "un paso necesario" dentro del plan de integración y forma parte de las iniciativas abordadas para lograr que la organización resultante sea eficiente y competitiva. En este sentido, explica que las iniciativas diseñadas para ganar en competitividad están estrechamente relacionadas con los proyectos orientados a incrementar la eficiencia y reducir costes, entre los que se incluyen el uso de la red de fibra de Ono en la transmisión de la red móvil de Vodafone, la migración de los clientes de móvil de Ono a la red de Vodafone, la optimización del canal de distribución, el esfuerzo sostenido para reducir los costes operativos, las ganancias de eficiencias de los 'call centers' derivadas del mejor servicio y la integración de los sistemas de Ono y Vodafone.

En el marco de las iniciativas anteriores, el ajuste de empleo es para la empresa "una medida necesaria para dimensionar la nueva compañía de forma adecuada y poder competir con éxito en un entorno muy exigente", añade la nota.

Más información